Reforma sindical

«Parece que el contexto actual ha destapado la necesidad de que los sindicatos se adapten a las nuevas circunstancias y al marco económico- productivo». Jorge Aranaz Benito, socio de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, manifiesta la necesidad de que se produzcan algunas reformas en los sindicatos. «Podría decirse que la tendencia de los últimos años, al menos en apariencia, es de pérdida de poder de los sindicatos, si bien, en la mayor parte de los expedientes y problemas que afectan a un colectivo de  trabajadores, suelen ser los interlocutores utilizados por los trabajadores».

En cuanto a las principales reformas que deberían acometer los sindicatos, Jorge Aranaz señala que «deberían actualizarse más los planteamientos y tener más cercanía con los trabajadores». Sin embargo, UGT declara que «el sindicato está apegado a la realidad del mercado laboral, por tanto, se  adapta y evoluciona en la medida que éste lo exige. Nosotros representamos a los trabajadores en todas y cada una de las nuevas formas de empleo». «Hay un ataque a las instituciones democráticas por intereses ideológicos y partidistas, pero sí creo que los ciudadanos confían en sus instituciones», afirma José Javier Cubillo.

La abogada laboralista Marta Alonso Carmona asegura que «los sindicatos tienen una labor fundamental a través de la negociación colectiva debiendo velar por el bienestar del trabajador en el seno de la empresa, negociando los salarios y condiciones de trabajo —jornada, descansos, vacaciones,  licencias, capacitación profesional, etc.—, así como asegurar condiciones dignas de seguridad e higiene laboral».

Alonso también opina que los sindicatos deberían ser más activos,  proponiendo reformas al Gobierno. «Es palmario que no solamente existe una grave crisis económica y laboral, sino, además, un desánimo  generalizado y pérdida de confianza en las instituciones públicas y organizaciones sindicales. El mercado laboral en general se ve sometido a un  importante cambio, del que no escapan las organizaciones sindicales debiendo tener una participación más proactiva en los cambios laborales, favoreciendo el asesoramiento laboral a los trabajadores pero también  participando en las propuestas de reforma que se lleven a cabo en el país. Actualmente la labor que realizan parece centrarse en el control y  reducción de efectos de las reformas de hecho que impone el Gobierno, cuando deben ser ellos los que realicen propuestas de reforma al Gobierno frente a estas situaciones de crisis, para que sea éste quien, partiendo de esa participación sindical, actúe reformando el mercado laboral», afirma la abogada.