Gustavo Pina 

Por Gustavo Pina, section manager de Hays

La crisis también ha afectado a un mercado que ha crecido considerablemente en los últimos años: las energías renovables. Se ha observado una gran variación en el sector debido a que la evolución del mismo se ha centrado en el negocio internacional. Podemos encontrar empresas que quieren desarrollar nuevos mercados y otras que se encuentran en fase de desarrollo de proyectos. Los puestos más demandados son los intermedios con alto nivel de especialización y conocimiento de la legislación en materia energética.

Las empresas están buscando su desarrollo en áreas internacionales, captando negocio en países como EE.UU.  o el centro y sur de América, Europa del Este y los más arriesgados, incluso en China. Es por ello que las empresas seleccionan directores de proyectos, jefes de obra, desarrolladores de negocio, técnicos de estudio y gestores de licencias para proyectos internacionales. En todos los casos el inglés es indispensable, pero el francés se posiciona como un verdadero plus, para las compañías con presencia en África.

Por otro lado, las empresas han dado un empujón también el área de mantenimiento y operación. Así, las organizaciones que estaban centradas en ingeniería, instalación o puesta en marcha, han ampliado sus servicios al mantenimiento y operación de parques. También, dentro del sector solar, se han reorientado a los proyectos sobre cubierta, en detrimento de los huertos solares. Y muchas, han explotado una línea de negocio de eficiencia energética.

De hecho, la orientación de la demanda la vemos en perfiles para el área de eficiencia energética. Se hace mucho hincapié en la formación y en el conocimiento de la normativa, tanto nacional como local, y obviamente, para los puestos internacionales, en normativa internacional. Además, como en todos los sectores, la capacidad de trabajo y el saber adaptarse resultan fundamentales. Como se está trabajando mucho en el área de I+D, los profesionales del sector deben estar informados sobre los avances que se están realizando a nivel tecnológico y también a nivel administrativo, ya que las leyes que legislan la actividad pueden cambiar. Algo que causa mucha incertidumbre, puesto que el factor legislativo puede determinar el futuro del sector.

Otro aspecto a tener en cuenta es el financiero, ya que las compañías requieren financiación de sus proyectos y, por la situación actual, esto está siendo muy complicado. En cuanto a lo que buscan los candidatos, podemos hablar de que la mayoría de los candidatos quieren estabilidad laboral, siendo también creciente el interés por empresas que desarrollan nuevas tecnologías.

En relación a los salarios, hay un equilibrio entre lo que se demanda y lo que se paga. Podemos decir que la demanda y la oferta está equilibrada. De todos es sabido, que España está bien posicionada a nivel mundial en lo que respecta a energías renovables, al igual que en generación de energía donde hay un «know-how» muy importante, ahora lo que nos toca es trasladar nuestra sabiduría a otros países y entornos.