La nueva formación profesional para el empleo ha impulsado una medida que permite a los desempleados llevar mayor control sobre su formación: el cheque formación. Esta nueva herramienta te dará la posibilidad de definir tu formación en el tiempo que estás en paro para aumentar las posibilidades de reinserción en un puesto adecuado a tu trayectoria y cualificación.

Tendrás que dirigirte a los servicios de empleo de tu comunidad. Desde allí te facilitarán el listado de centros que disponen de la acreditación requerida para impartir formación de manera subvencionada. Entre su oferta formativa, podrás seleccionar la que mejor se adecue a tu perfil y perspectiva laborales.

Seguro que te has encontrado en el caso de querer recibir un curso que aumentaba tus posibilidades de inserción laboral, pero no se ofertaba en el listado de formación subvencionada. La obligación de asumir el coste de estos estudios supone un esfuerzo inasumible para un/a parado/a. Esto es lo que se pretende subsanar con la nueva medida.

El cheque formación se presenta como una alternativa a las convocatorias de subvenciones públicas. Otorga al trabajador/a en desempleo mayor capacidad de decisión.

Las empresas de formación tendrán que cumplir una serie de requisitos de acreditación o inscripción. Deben ser seleccionadas por la Administración para formar parte del sistema de información y seguimiento. En realidad, poco ha cambiado en este sentido. Al igual que en el modelo antiguo, con la reforma se exige a los formadores que estén acreditados como entidades colaboradoras para poder tramitar la bonificación de sus programas. Las comunidades autónomas seleccionarán estos centros y mantendrán con ellos un protocolo de comunicación continuada.

Hay dos aspectos más de la nueva formación profesional para el empleo que favorecen tu elección. Por un lado, podrás optar a un curso de incluso una hora; ya no es un requisito obligatorio que dure como mínimo 6 horas. Por otro lado, habrá formación durante todo el año; la oferta no se reducirá a ciertos periodos anuales, tal como sucedía hasta ahora.

El Gobierno pretende ampliar el ámbito de acción del cheque formación a trabajadores en activo, pero esta medida aún está por definir.