Son muchas las personas, especialmente mujeres, que se ven obligadas a abandonar sus estudios para poder cuidar de sus hijos o familiares dependientes, ahora gracias a un decreto que se aprobará el próximo mes verán reconocido de algún modo este esfuerzo. Según la propuesta presentada por el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte, quienes hayan realizado estas funciones en sus hogares podrán convalidarlo por asignaturas o unidades de competencia de ciertos títulos de Formación Profesional de Grado Medio, como Hostelería o Educación Infantil.

Esta medida permitirá a personas mayores de 25 años retomar sus estudios y obtener una titulación oficial que les facilite su incorporación al mercado laboral. Una iniciativa muy positiva si tenemos en cuenta que ya son más de 800.000 los hogares en los que todos sus miembros están en el paro. Además, el Ministerio pretende incentivar de este modo la FP, que según los últimos informes internacionales, presenta deficiencias con respecto a la de Grado Superior y la universitaria.

Según los datos que baraja el ministerio, unas 35.000 personas, en su mayoría mujeres, se beneficiarán de esta medida y podrán incorporarse al Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia en calidad de cuidadoras. Pero además, el decreto incluye también otros dos supuestos en los que se podrán convalidar asignaturas, el caso de personas que puedan acreditar más de tres años de experiencia y los que hayan realizado 300 horas de cursos de formación. En total, cerca de dos millones de personas podrán acogerse a esta medida y mejorar sus posibilidades de encontrar empleo o mejorar en sus carreras.

La formación es necesaria para realizar cualquier trabajo, pero la experiencia es un valor que no se puede desperdiciar. Este tipo de iniciativas son dignas de apluso porque además de facilitar la incorporación al mercado laboral, sumamente complicado en este momento, sirve también como un reconocimiento para una labor hasta ahora nada valorada.