Susana Gómez directora de RR.HH. de Kellogg’s para España y Portugal

«Personas, pasión y orgullo» reza el panel a la entrada de la oficina de Kellogg’s en Madrid. Desde aquí, con el soporte de la fábrica de Valls (Tarragona) y la complicidad de una gran red comercial, Susana Gómez orquesta una de las políticas de capital humano «más sanas». Porque si hay algo de lo que la compañía presume es del buen clima entre sus empleados, tan variados como sus productos.

Más de diez nacionalidades y un 47% de mujeres. ¿Cómo se diseña una plantilla así?
No se diseña. Buscamos perfiles que se alineen con nuestros valores. Si hay cinco directivas y tres directivos, no es «por política», sino porque son los mejores para la empresa. Esta diversidad, además, proporciona múltiples puntos de vista.

Reflejos de la sociedad a la que se dirige… ¿Qué más comparten con ella? ¿la salud?
El programa «Feeling grrreat» alberga una amplia asistencia médica, ayudas y formación en alimentación y nutrición, prevención y apoyo al deporte. 

¿En qué medida se valora el tiempo libre?
Mucho, es de vital importancia para el desempeño. Por eso, otro programa, el «Smacks Life», trabaja desde áreas como la flexibilidad (de horario, para vacaciones, teletrabajo…), el apoyo a la persona (asistencia y permisos) y la cultura y el tiempo libre. Además contamos con formación en conciliación, porque de nada sirve lo anterior si no sabes manejarlo.

Formación personal, pero también profesional…
Nuestro modelo se apoya en un esquema 70-20-10, que corresponde a la experiencia en el puesto de trabajo [y derivada de movilidad, todas las vacantes del mundo son publicadas internamente], al trabajo con otros y a la formación. Ésta proporciona las herramientas técnicas que cada empleado necesita según las competencias de su puesto, que son evaluadas anualmente y que cambian en el paso de júnior a sénior. Aquí aparecen planes más a medida, como el «coaching».

Se refiere al liderazgo. ¿Cuál es el que define a Kellogg’s?
Lo denominamos KBLM y se asienta en seis acciones: crear dirección, promover el alineamiento, estimular e inspirar, alcanzar resultados trimestrales, invertir en personas y organizar para ganar.

Buscan un talento orientado a objetivos, algo difícil de conseguir en época de crisis
A objetivos, pero sobre todo, al compromiso. El talento no sólo se busca en un proceso de selección, también se desarrolla dentro de la empresa, y nuestro empeño es posicionarnos como una marca empleadora [People, Passion, Pride: It’s a Special Feeling] referente. Del talento depende el éxito, haya o no bonanza económica. 

——————-

KELLOGG’S ESPAÑA:
Kellogg Company, fundada en 1906, facturó 13.000 millones de dólares el año pasado. Hoy cuenta con plantas en 19 países y sus productos se distribuyen en más de 180. De sus 32.000 empleados, 400 trabajan en España, donde se estableció en 1977. Sus políticas de recursos humanos han sido reconocidas global y localmente con numerosos galardones.