Hoy quiero contaros una buena noticia. He encontrado trabajo. Ojala todos los días se publicaran noticias de este tipo y poco a poco fueran empezando a trabajar todos aquellos que están desempleados. De momento mi aportación consiste en daros ánimo para que sigáis luchando por salir de vuestra situación y encontréis el tan ansiado empleo.

Aunque sé que muchos lleváis bastante tiempo en el paro y habéis perdido ya la esperanza, quiero que veáis que hay que seguir intentándolo y confiar en que al final empezará a cambiar vuestra suerte. Pero aquí no sólo es la suerte la que influye. Si bien es cierto que hay que estar en el momento oportuno en el lugar oportuno, lo realmente decisivo para encontrar trabajo es el esfuerzo y la dedicación empleados. Y, por supuesto, hay que ser perseverantes y armarse de grandes dosis de paciencia para conseguir este objetivo. 

Como mi experiencia puede ayudaros, quiero daros una serie de consejos para mejorar vuestra búsqueda: 

– Es conveniente visitar los portales de empleo en varios momentos del día para encontrar el mayor número de ofertas posible, por ejemplo, por la mañana y a última hora de la tarde. De este modo, es más probable estar entre los primeros en apuntarse a las ofertas y hay muchas más posibilidades de que las empresas miren vuestra candidatura y os incluyan en el proceso de selección.

– Podéis combinar varias formas de búsqueda. Por ejemplo, alternar las inscripciones en portales de empleo con otros métodos como el envío de candidaturas espontáneas a las empresas, los autoanuncios o la búsqueda en redes profesionales.

– Podéis acudir a hablar con un orientador o un técnico de empleo: lo encontraréis en las oficinas de empleo, en las asociaciones con proyectos de inserción laboral, en los centros integrados de empleo, o en los centros de apoyo a la intermediación laboral. Puede ayudaros con el currículum, daros otros puntos de vista que quizá no hayáis pensado y facilitaros recursos.

– Hay que intentar destacar sobre los otros candidatos, bien en la manera de hacer el currículum, en la formación que podáis aportar o en la carta que enviéis a la empresa. Por encima de todo, uno tiene que resultar el candidato más atractivo para que le llamen.

– De vez en cuando hay que echar un vistazo a las páginas web con información para desempleados y suscribirse a boletines de noticias en webs sobre empleo. Suelen informar de empresas que van a abrir y necesitan personal y de otras oportunidades en materia de empleo y formación.

– Tenéis que hablar con otras personas que también estén buscando trabajo. Es posible que ellas se hayan enterado de ofertas que os puedan interesar o que os recomienden acudir a algún sitio donde puedan ayudaros. Asimismo, también vosotros debéis compartir con otros la información que conocéis o hayáis encontrado. 

Todas estas son unas pequeñas recomendaciones que quizá no habíais pensado pero que ampliarán vuestras posibilidades de éxito.