La confianza del consumidor bajó 2,1 puntos en septiembre respecto al mes precedente, hasta los 72,8 puntos, como consecuencia de la peor percepción de los consumidores sobre la evolución económica de los últimos seis meses, especialmente en lo referente al empleo y a la situación de la economía española, según el Índice que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Este descenso de la confianza de los consumidores en el noveno mes del año pone fin a la racha de tres ascensos consecutivos que llevaba experimentado este indicador desde el mes de junio.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) empeoró en septiembre respecto al mes anterior debido al retroceso del indicador parcial de la situación actual, que bajó 3,9 puntos, ya que el indicador de expectativas se mantuvo prácticamente estable, al pasar de los 94,9 puntos de agosto a 94,7 puntos en septiembre.

Respecto a septiembre de 2009, el Indicador de Confianza del Consumidor se situó 2,5 puntos por encima ya que, aunque el indicador parcial de situación actual es ahora 6,2 puntos mayor que hace un año, el de expectativas es 1,2 puntos menor.

Mala opinión sobre el empleo

La caída en 3,9 puntos del indicador parcial de situación actual experimentada en septiembre fue consecuencia de la peor opinión de los consumidores sobre la evolución reciente del empleo (-5,2 puntos), de la economía española (-4,2 puntos) y de la economía familiar (-2,4 puntos). Este mes el componente peor valorado es el del mercado laboral y el mejor valorado sigue siendo el de la situación del hogar.

Si se compara con el mismo mes de 2009, el indicador parcial de situación actual se sitúa ahora 6,2 puntos por encima del valor del año pasado, debido a la mejora interanual de los componentes de empleo y economía española, y a pesar del retroceso respecto a un año antes del de situación del hogar.

Empeoran las expectativas sobre la economía familiar

La confianza del consumidor bajó 2,1 puntos en septiembre respecto al mes precedente, hasta los 72,8 puntos, como consecuencia de la peor percepción de los consumidores sobre la evolución económica de los últimos seis meses, especialmente en lo referente al empleo y a la situación de la economía española, según el Índice que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Este descenso de la confianza de los consumidores en el noveno mes del año pone fin a la racha de tres ascensos consecutivos que llevaba experimentado este indicador desde el mes de junio.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) empeoró en septiembre respecto al mes anterior debido al retroceso del indicador parcial de la situación actual, que bajó 3,9 puntos, ya que el indicador de expectativas se mantuvo prácticamente estable, al pasar de los 94,9 puntos de agosto a 94,7 puntos en septiembre.

Respecto a septiembre de 2009, el Indicador de Confianza del Consumidor se situó 2,5 puntos por encima ya que, aunque el indicador parcial de situación actual es ahora 6,2 puntos mayor que hace un año, el de expectativas es 1,2 puntos menor.

Fuente: Europa Press