Inmersos en el mes de diciembre, comercios, restaurantes y centros comerciales se encuentran en plena vorágine navideña. Para hacer frente al incremento del consumo tan característico de estas fechas, las empresas realizan contrataciones temporales durante diciembre y enero. Entre los sectores más activos, los de las grandes superficies, distribución, hostelería y restauración. “Estimamos un aumento del 15% en las contrataciones de cara a la campaña navideña”, asegura Javier Ayuso, director general de Unique, una de las empresas líderes en trabajo temporal en España, y perteneciente al grupo USG People. “Se buscan tanto hombres como mujeres, pero con habilidades verbales, dotes de venta y proactividad”, concluye Ayuso.

En esta temporada, que se extiende desde principios de diciembre hasta la segunda semana de enero, los puestos de camareros, cocineros, animadores sociales (Reyes Magos, Papá Noeles…), dependientes, teleoperadores, reponedores, repartidores, carretilleros, además de personal de almacén y de atención al público, cajeras o empaquetadores, se encuentran entre los más demandados. “El consumo se dispara en estas fechas y es necesario contratar personal extra que ayude a reponer productos en los lineales, empaquetar regalos o animar y dirigir promociones concretas de productos”, explica Ayuso.

De acuerdo a los datos de Unique, la media de edad de las personas que están siendo contratadas en estas fechas es de 32 años, predominando ligeramente las contrataciones realizadas a hombres (54%) frente a mujeres (46%). Además, desde el inicio de la crisis económica se ha observado cómo ha cambiado el perfil de los candidatos que solicitan un trabajo navideño. Si antes eran especialmente estudiantes o jóvenes los que buscaban un trabajo de estas características, ahora es más frecuente encontrar a amas de casa o padres de familia que han perdido su empleo, inscribiéndose en este tipo de ofertas.

Según datos de Unique, el tiempo de contratación en estas fechas oscila entre 15 días y un mes, y muchos de los puestos ofertados son de media jornada. Como explica Javier Ayuso, comercio y hostelería son los sectores más activos en este repunte de contrataciones, junto con el de la logística y la distribución. Casi todos los trabajos que hay que cubrir están encaminados a soportar el constante incremento del consumo. Por ejemplo, mozos de carga y descarga para poder gestionar bien los pedidos, auxiliares de taller, ayudantes de cocina, camareros o cajeros. Como explica Ayuso, “las empresas de trabajo temporal somos en esta ocasión un importante vehículo para canalizar este tipo de contrataciones de carácter temporal: las empresas suelen externalizar este tipo de contrataciones en empresas de trabajo temporal porque éste es un mes con un excesivo volumen de trabajo en casi todos los departamentos”.

De cara a la selección de candidatos, las empresas valoran especialmente a aquellos que tienen una actitud comercial definida, proactividad y demuestran cierta experiencia en trabajos similares.