El paro suele subir escandalosamente en enero. Las Navidades generan muchas contrataciones para dar respuesta al consumo en estas fechas. Este fenómeno se conoce como empleo estacional. Al mes siguiente nos llevamos el susto con el aumento de parados y la bajada de afiliaciones a la Seguridad Social.

Este año, la cifra de parados ha aumentado en 77.890 desempleados. En total, hay 4.525.691 personas en paro. El número de afiliaciones a la Seguridad Social ha descendido en 199.902 cotizantes. El número total de ocupados es de 16.575.312 afiliados.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha interpretado el dato del aumento del paro como positivo en relación con las cifras de enero de otros años. Según al secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha supuesto el menor incremento de la cifra desde 2007. La media de crecimiento de paro en el enero de los últimos siete años se sitúa en 144.000 personas.

Si ahora nos centramos en los datos del empleo que no se ve afectado por la temporada del año, la cifra del paro disminuye y las afiliaciones a la Seguridad Social aumentan. Hay 42.723 parados menos y 12.613 afiliados más si eliminamos la estacionalidad.

Otro dato positivo es que, en el balance del año, el desempleo se ha visto reducido en 288.744 personas. El Ministerio considera que es el mayor descenso interanual desde 1998. La tasa de reducción interanual del paro se sitúa en el 6%. Desde la perspectiva de los afiliados a la Seguridad Social, la tasa de crecimiento interanual es del 2,48%. Según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomas Burgos, “la tasa anual confirma su plena estabilidad: acumula 12 meses en positivo”.

Además, puede verse como positivo el aumento de los contratos indefinidos. De todos los contratos que se han firmado en enero (casi 1,4 millones), el 8% son indefinidos. Esto quiere decir que han crecido el 22% con respecto al mes anterior. Pero sigue siendo muy representativa la contratación temporal y de jornada parcial, que supone el 37,8% de todas las nuevas altas.

Datos por género, edad, comunidades y sectores

El paro aumentó en ambos géneros, aunque más entre las mujeres. Ha subido un 2,2%, mientras que el porcentaje de subida en hombres es del 1,2%. En total, 2.387.854 mujeres finalizaban el mes en situación de paro. El número de hombres desempleados del pasado enero es de 2.137.837.

El desempleo entre jóvenes menores de 25 años se ha reducido casi un 8%; sin embargo, ha aumentado el 2% con respecto al mes anterior en los mayores de esta edad. Si se tienen en cuenta los datos interanuales, el paro juvenil se ha reducido algo más del 10% en 2014.

Por comunidades, el paro disminuyó en tres de ellas (Extremadura, Islas canarias e Islas Baleares) y aumentó en 14. Las más castigadas son Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid y Barcelona.

Los sectores que más ha notado el aumento de paro son el sector de servicios (después de las Navidades) y el de agricultura (que soporta una mala campaña de la aceituna). El de la construcción, el de la industria y el colectivo de «sin empleo anterior» son los sectores a los que menos les ha afectado el desempleo.

Las cifras presentadas tanto por la Encuesta de la Población Activa como por el número de desempleados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo y las nuevas altas en la Seguridad Social muestran una cierta recuperación en el desempleo. Pero no hay que dejarse llevar por la euforia, debemos poner atención en la calidad del empleo, en las jornadas, el tipo de contratación y la cuantía de los salarios.

Imagen: 8964417311 (CC-Flickr) de Daniel Lobo.