Banksy

Foto: Reuters

Este grafiti acaba de aparecer en las calles de Londres y los medios se lo atribuyen a Banksy, pseudónimo del artista inglés cuyos grafitis despiertan la admiración de peatones, galerías de arte –Sotheby´s vendió una serie de sus cuadros-, ONG como Greenpeace, empresas como Puma y visitantes de museos, donde Banksy se ha colado para colgar de forma clandestina alguna de sus obras. Aunque Londres es su principal escenario, este treintañero del que se dice que nació cerca de Bristol ha dejado su huella por ciudades de todo el mundo. Se ha atrevido, incluso, con lugares con tanta carga política como el muro de Cisjordania.       

Su obra, además, flota en el misterio de la identidad de su autor, que la oculta a los medios. En este último grafiti que se le atribuye dos niños parecen esperar que del cielo caiga esa pelota con la que les han prohibido jugar. El ciudadano que les mira quién sabe si teme que, al final, la pelota acabe por golpear su calva.