Ya hemos comentado alguna vez que la crisis puede ser un buen momento (aunque suene irónico) para reinventarse y luchar por ese sueño que nunca nos atrevíamos a llevar a cabo. Pero no se trata de lanzarte sin red. Antes debes hacer una autoevaluación sincera de tus capacidades y reforzar aquellas áreas en las que estés más flojo.

Las opciones formativas se han multiplicado en los últimos años. Existen cursos adaptados a todas las necesidades y posibilidades por lo que es muy importante que no te precipites en tu elección. Lo primero que debes hacer es tener claro el objetivo que quieres alcanzar, cuál es tu meta. Y en segundo lugar, ser realista y consciente de las habilidades que necesitas para poder llevarlo a cabo.

Una vez que tengas claro estos dos aspectos, ya podrás elegir qué tipo de formación es la que más te conviene. Puedes optar por cursar una formación reglada (grado, fp, postgrado…) que te de una base sólida de conocimientos o quizá te convenga más un curso práctico o enfocado a un aspecto muy concreto.

En portales como Avanza en tu carrera.com puedes encontrar una gran oferta de cursos de ambos tipos para que puedas comparar todas las posibilidades.

Siempre es un buen momento para reciclarte, para ampliar conocimientos y para dar un nuevo rumbo a tu trayectoria profesional, ¿por qué no ahora?