El Gobierno prevé que el número de parados se reduzca en 2011 en 113.700 personas, un 2,5% menos que en 2010, hasta alcanzar los 4.448.600 desempleados, según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año presentado hoy en el Congreso por la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

El Ejecutivo dibuja este escenario partiendo de que el volumen de desempleados de este año se situará en 4.562.300 personas, lo que equivaldría a una tasa de paro del 19,8%. En 2011, el Gobierno calcula que la tasa de desempleo se reducirá seis décimas, hasta el 19,3%, alcanzando el número de parados la cifra de 4.468.600 personas.

El Ejecutivo estima que la economía dejará de destruir empleo en la segunda mitad de este año para empezar a crearlo, aunque «de forma modesta», ya en 2011. En concreto, el próximo año se crearán 43.400 empleos en términos equivalentes a tiempo completo, frente a la destrucción de 390.100 puestos de trabajo prevista para este año.

En términos relativos, el empleo crecerá en 2011 un 0,3%, en contraste con la caída del 2,2% estimada para este año. Los datos quedan lejos de los registrados en 2009, cuando se destruyeron más de 1,2 millones de puestos de trabajo (-6,6%), el año más duro de la crisis económica.

Seguirá la senda de moderación salarial

El Gobierno espera que la moderación salarial observada en la primera mitad de este año se mantenga en lo que resta de ejercicio y en 2011, en un contexto en que el desempleo seguirá siendo elevado, como muestran las cifras de su cuadro macroeconómico.

De esta forma, el Ejecutivo prevé que los costes laborales unitarios continúen retrocediendo (la previsión es un -0,3% en 2011), requisito que el Gobierno considera «ineludible» para seguir ganando competitividad externa e interna.

Fuente: Europa Press