Proceso de selección

La primera impresión es la que cuenta. Esta máxima marca muchos momentos de la vida, y en una entrevista de trabajo, se hace más cierta que nunca.

La impresión personal que cause el candidato en una entrevista de trabajo va a marcar su futuro dentro de un proceso de selección de una forma tan determinante como contar con un currículum brillante. La guía El Arte de Buscar Empleo, editada por Infoempleo.com con el patrocinio de la Caixa, da las pautas que debe seguir cualquier profesional que aspire a superar con éxito una entrevista de trabajo:

1. Cuidar la apariencia;

2. Llegar cinco minutos antes de la hora acordada con el entrevistador (ni antes ni después);

3. Tratar con respeto al seleccionador, no caer en el tono amigable;

4. Presentar el currículum de forma viva, para tratar de convencer al entrevistador de que uno se siente realmente motivado por el puesto;

5. Llevar toda la información que se pueda requerir;

6. Avisar con antelación en el caso de que se vaya a llegar con retraso a la cita, aunque lo ideal es tratar por todos los medios de mantener la puntualidad;

7. Transformar las respuestas que puedan parecer negativas en positivas, por supuesto, sin mentir;

8. Con el fin de evitar la timidez, preparar con antelación las preguntas más frecuentes, tener muy claro nuestro perfil profesional y nivel formativo, y mostrar una convincente seguridad en nosotros mismos;

9. Al terminar la entrevista, hacer una relación de los puntos positivos y negativos con vistas a corregirlos en otras ocasiones;

10. Redactar una carta de agradecimiento a la persona que le ha entrevistado y aprovechar para aclarar algún punto que no haya quedado suficientemente claro y pueda ser de ayuda.