El número de alumnos que se van a incorporar este curso 2010-2011 a la Universidad ha crecido un diez por ciento hasta los 385.000, alcanzando así «máximos históricos», según ha anunciado el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, durante su comparecencia en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados.

De esta manera, el ministerio prevé que se llegue a la cifra de 1,6 millones de matriculados en el sistema universitario, superando los niveles máximos que se habían alcanzado a finales de los años noventa.

Asimismo, el ministro ha mencionado que desde la puesta en marcha de los másteres universitarios en el curso 2006-2007, el número de los mismos se ha multiplicado por tres y el de estudiantes por cinco. De entre ellos, la presencia de estudiantes mayores de 30 años representa 33%, un aspecto que para Gabilondo «demuestra la apuesta de la sociedad por la formación continua».

Sobre el número de estudiantes extranjeros en las universidades españolas, el titular de Educación ha indicado que estos van a superar la cifra de 80.000, de los cuales el 30,6% proceden de la Unión Europea. También han aumentado los alumnos de Erasmus en un 15,4% respecto al curso anterior situándose en 29.219.

El ministro ha detacado, además, que este curso habrá 2.338 grados, 2.429 másteres y 1.624 programas de doctorado, que han sido verificados por el Consejo de Universidades, integrado por los rectores y representantes del Ministerio de Educación, de acuerdo con los criterios del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), que, según ha advertido «empieza ahora».

Sobre las becas universitarias, Gabilondo ha anunciado que «en breve» se aprobará en el Consejo de Ministros el Observatorio de Becas de Rendimiento Académico para el desarrollo de un nuevo modelo de becas y ayudas, de tal forma que el sistema sea «más simple» y «potencie de forma clara el concepto de beca salario».

En otro orden de cosas, el ministro ha adelantado que el Consejo de Ministros también aprobará «en breves fechas» el primer Estatuto del Estudiante Universitario, mediante el cual los estudiantes dispondrán por primera vez de una regulación consensuada con ellos y las universidades, de sus derechos y deberes.

Fuente: Europa Press