Un porcentaje nada desdeñable, el 16% de los trabajadores españoles, están tratando de cambiar de empleo, buscan una actividad que mejore su situación laboral actual. La clave está en las edades, no todos los grupos están motivados para moverse a otro puesto. Evidentemente, los que más ganas tienen son los jóvenes, algo que les corresponde por generación.

Esta es una de las conclusiones del completo informe que Randstad presentó durante el primer trimestre del año, el Randstad Workmonitor. En las encuestas han participado más de 13.5000 profesionales de 34 países, lo que proporciona una muestra muy completa de la percepción del mundo laboral en estos momentos por parte de los propios trabajadores.

¿Es que los jóvenes son más intrépidos o hay otras causas?

A los jóvenes les queda mucha trayectoria por delante. No están pensando en mantener la estabilidad que les proporciona los beneficios adquiridos tras un tiempo en la misma compañía o en cotizar lo que les quede para poder jubilarse dignamente, sino en mejorar su perfil para conseguir labrarse una trayectoria laboral interesante o, simplemente, para obtener mayor empleabilidad.

Entre los menores de 25 años, el porcentaje de los que quieren cambiar de empleo alcanza el 21%, mientras que esta cifra baja cinco puntos en el caso de los que están en la franja de edad de los 25 a los 45 años.

Pero hay otra motivación que puede estar en la base del deseo de cambiar de empleo, y tiene más que ver con la época en que vivimos que con cuestiones generacionales. Otro de los factores que mide el completo estudio de Randstad nos da la pista: el 41% de los españoles piensa que su puesto será automatizado en 5 años y, por la previsiones que estamos viendo, parece razón que no les falta.

Pero también este factor se relaciona con la edad. Cuanto más jóvenes son, más temen esta automatización. En la franja de los 18 a los 24 años, un 55% manifiestan esta preocupación. La cifra baja 5 puntos en los menores de 35 años y hasta 15 puntos menos en los menores de 45 años.

Conservar el puesto de trabajo

Entre los encuestados, los de mayor edad han mostrado una mayor confianza a la hora de mantener el puesto que actualmente ocupan. Más de tres cuartas partes de los mayores de 45 años piensa que lo conservará en los próximos 6 meses.

La cifra de encuestados que opina esto mismo sin tener en cuenta la edad baja hasta el 68%. Ahora bien, este porcentaje supera en seis puntos el que registró este mismo estudio en la edición de 2015.

Además, con respecto a la intención de cambiar de puesto, tan solo un 6% de los mayores de 45 años manifiesta este propósito.

El estudio se dedica a analizar también otros factores importantes, como la búsqueda y consolidación del talento, una preocupación que muestra casi la mitad de las empresas españolas, según indica el propio informe. Otro de los datos que analiza es el nivel de satisfacción con el puesto de trabajo. Randstad señala que, a pesar de todo, hay un alto nivel de satisfacción entre los trabajadores españoles: 8 de cada 10 encuestados se declara contento laboralmente.