El futuro todavía es incierto, pero más o menos tenemos claro que algún día se volverá a la auténtica normalidad. Puede que ahora estés viviendo el día a día y que hayas pospuesto decisiones para cuando llegue ese momento. ¿Qué harás entonces? Te damos claves para reinventarte después de que pase toda esta pesadilla que irrumpió un día en nuestra vidas.

Ir preparando el terreno mientras tanto

Mientras llega el momento decisivo, puedes sacar partido a este tiempo potenciando tu habilidad de adaptación al cambio. Se trata de combinar lo que planifiques con grandes dosis de incertidumbre. Si realmente tienes pensado llevar a cabo un cambio decisivo en tu vida profesional, te resultará de ayuda crear una hoja de ruta para culminar tu objetivo con éxito.

Es cierto que no conviene que te aferres a esta planificación como si fuera una roca inamovible. Puede que ciertos giros inesperados de los acontecimientos retrasen determinadas fases o, todo lo contrario, que las aceleren. Ten en cuenta que ha de ser una guía flexible más que un programa cerrado. De esta manera podrás ir dando pequeños pasos y lo que hayas construido no se desmoronará fácilmente.

TuEmpleo-como-reinventarse-cuando-pase-el-coronavirus

Reinventarse en cinco pasos

Para elaborar esa guía que te va a orientar en el proceso de cambio, puedes estructurarla en las fases que te proponemos a continuación:

1. Seleccionar un objetivo

¿Cuál es tu meta profesional? No te cortes con los detalles, analiza en qué sector te gustaría trabajar, el puesto, el tipo de empresa… Pero tampoco dejes un solo camino cerrado. Puedes hacer una aproximación a lo que será tu meta, teniendo en cuenta también otras variantes que para ti sean aceptables. Así dispondrás de más escenarios a los que poder adaptarte.

2. Definir fortalezas y debilidades

Conocer las fortalezas con respecto al objetivo que te has propuesto te va servir para afianzar tu candidatura. Detectar cuáles son tus debilidades te permitirá poner un refuerzo donde lo necesites. Por ejemplo: completar una titulación, adquirir determinadas habilidades, investigar en ciertas áreas de mercado…

3. Retomar contactos y generar una red compacta

Es el momento de rescatar viejos contactos que pueden ayudarte en tu camino. También conviene hacer nuevos enlaces con gente que puedes contactar a través de tus redes sociales más profesionales o generando contenido y participando en conversaciones. Si es posible, acude a eventos presenciales donde puedas comunicarte con personas del entorno done has puesto el foco.

4. Poner a punto tu candidatura

Reescribe las bios de tus perfiles, actualiza cada cierto tiempo tu currículo, elabora varios CV adaptados a cada puesto al que quieres optar y redacta distintas cartas de presentación en función de los requisitos que vayas viendo que se piden en las vacantes que te interesan.

5. Preparar los canales de difusión

Estar presente en redes sociales no solo te servirá para hacer contactos, también son espacios donde promocionar tu candidatura. Piensa en los portales de empleo y en las webs que algunas compañías destinan a la selección de candidaturas. Ten en cuenta que cualquier comunicación puede convertirse en canal de difusión y presta atención a las oportunidades. Ejemplo de ello puede ser el encuentro casual con un antiguo compañero o con alguien que esté activo en el gremio en el que te quieres desenvolver.