Pese a los malos datos sobre el empleo muchas empresas necesitan reclutar nuevos trabajadores. Para las organizaciones gana presencia el desafío del reclutamiento online y, en ocasiones, toca incorporar al candidato directamente al teletrabajo. Quienes aspiran a un puesto deben prepararse para afrontar nuevos métodos de selección y requisitos inéditos. Y, algo que puede resultar inquietante; si superan la entrevista aterrizarán en la empresa de la mano…de una pantalla. Así se está reclutando en la “nueva normalidad”.

¿Cuáles están siendo las fuentes de reclutamiento en esta crisis sanitaria?

Las fuentes de reclutamiento que hacen uso de tecnologías de la comunicación y la información es algo de lo que os hablamos recurrentemente en este blog. Las circunstancias del confinamiento han empujado al uso masivo de las posibilidades que ofrece el mundo virtual. El empleo de aplicaciones de comunicación online y la automatización de procesos se ha universalizado. Si hace pocos años eran herramientas innovadoras exclusivas de las grandes empresas multinacionales, actualmente el número de organizaciones de todo tamaño que recurren a digitalizar el proceso de selección se ha disparado.

Candidatos y empresas son cada vez más expertos en el uso de la tecnología. Tanto unos como otros utilizan recursos digitales para acceder al mercado laboral a cubrir sus necesidades.

Las empresas han entendido que deben potenciar su presencia en el ruidoso mundo digital con estrategias que les permitan destacar. En ese sentido, según los expertos, están adoptando técnicas de marketing específico para atraer talento como es el inbound recruiting, una técnica centrada en el candidato, que pretende ser más eficaz y económica mediante el uso de herramientas de marketing social aplicado. Pero también potenciando el employer branding (las políticas de empresas dirigidas a mejorar la satisfacción del empleado y que tiene impacto directo sobre la reputación de la empresa). Algo con lo que los aspirantes están cada vez más sensibilizados.

El Big Data aplicado a las redes sociales permite localizar y gestionar gran cantidad de datos relativos a perfiles profesionales con el objetivo de que el nuevo personal se ajuste como un guante a las necesidades de las empresas.

Tuempleo_nuevas-tecnicas-de-seleccion-de-personal

¿Qué métodos se utilizan para hacer las entrevistas durante la pandemia?

La Inteligencia Artificial (IA) forma parte de un número creciente de procesos de selección. Ayudan a implementar la gamificación del proceso algo que contribuye a mejorar la reputación como empleadora de la empresa.

El incremento de la comunicación por vídeo durante la pandemia ha normalizado el uso de esta herramienta para otras prácticas como las entrevistas de trabajo. Este método ya estaba muy extendido para los sistemas de reclutamiento para multinacionales o entre sedes y sucursales, pero se ha convertido en un medio imprescindible para las entrevistas de trabajo en un contexto donde la distancia social se ha vuelto fundamental.

La IA también se utiliza en las videoentrevistas para analizar la actitud de los aspirantes gracias a los conocimientos neurocientíficos. Estas aplicaciones son capaces de detectar comportamientos contradictorios que desvelan la parte emocional cuando el ojo del entrevistador quizás no sabe valorar o argumentar.

De igual forma se emplea para reducir el sesgo humano y garantizarla diversidad de la plantilla minimizando los prejuicios que quien selecciona pudiera tener.

Nuevas claves que se tendrán en cuenta en los procesos de selección

Los especialistas aseguran que este episodio tan excepcional que estamos viviendo afectará, sin duda, a los requisitos que se buscan. Es probable que quienes seleccionan personal quieran averiguar, mediante la indagación sobre cómo está pasando la pandemia, si el candidato es una persona con capacidad de resiliencia, o si sabe adaptarse a circunstancias inesperadas, algunas de las competencias transversales o soft skills que mejor se valoran.

Sobre la salud del candidato

Por otro lado, ya se ha planteado ante los medios el posible impacto en un proceso de selección de la salud del candidato debido al coronavirus. El estado de salud de alguien es la información que goza de mayor privacidad y que más se protege durante una entrevista. Se trata de evitar la discriminación por motivos de salud.

En este punto hay que aclarar que preguntar si se ha contraído la enfermedad o realizado un test que garantice que se ha superado o que no se ha enfermado sería totalmente ilegal.

Si alguien utilizara una información de estas características a su favor en un proceso de selección pondría en un problema a la empresa, que tendría que proceder al borrado inmediato de ese conocimiento de su base de datos y no tenerla en cuenta.

En el caso de que la empresa tenga interés en conocer el estado serológico de la plantilla, debe iniciar protocolos que impliquen a todos los empleados.