Más de 4.100 alumnos de 43 países participan en la Global Marketing Competition. Organizados en 1.820 equipos, jóvenes estudiantes participan en esta prestigiosa competición que lleva celebrándose durante 16 años de forma ininterrumpida. En este tiempo han participado en dichas convocatorias mas de 36.000 universitarios de unas 850 universidades y escuelas de negocio.

Aunque las cifras hablan por si solas, ¿en que consiste la Global Marketing Competition? Se trata de una oportunidad única para que los estudiantes conozcan de primera mano los secretos de gestionar una  empresa de primer nivel. Los participantes se convierten, de un día para otro, en Directores Generales de una empresa dedicada al sector del automóvil, y para hacerlo cuentan con un presupuesto ficticio de 10.000 millones de euros. A partir de ahí deben crear y gestionar una marca de  automóviles desde todos los aspectos: publicidad, Recursos Humanos, financiación…

Desde que surgiera en 1996, este proyecto ha sido organizado por ESIC Business & Marketing School y el diario ABC junto al patrocinio del  banco Santander.  Ademas, este año los hoteles High Tech participan como  colaborador Premium para que los miembros de los equipos finalistas puedan hospedarse durante la final en los hoteles que la cadena tiene en  Madrid. ≪Queremos aportar nuestro granito de arena al éxito de la competición, y sobre todo por animar a los colaboradores a esforzarse y a ser más creativo≫, afirma Antonio Fernandez Casado, director general de High Tech. 

Además, en su opinión, participar en este tipo de iniciativas sirve para modernizar la formación y para aportar ideas para ayudar a sortear la crisis económica mundial, de la cual no se saldrá sin la ayuda del marketing.

Y es que la competición permite a los participantes aplicar su formación teórica y ejercer la responsabilidad que supone estar al frente de una compañía en una situación que no desempeña riesgos reales.

Ademas de las competencias teóricas y prácticas que los estudiantes pueden obtener de esta oportunidad, podrán estrechar vínculos con estudiantes de todo el  mundo y hacer sus primeros contactos con el ámbito empresarial. Un nutrido grupo de importantes compañías respaldan el proyecto financiando el simulador con el que cuentan los equipos para la competición.

 En España hay varias empresas que contribuyen a dicha formación a través de becas que conceden a su personal para participar en el proyecto y que, asi, conozcan otras áreas empresariales. Toda una oportunidad que, en palabras de Fernandez Casado, deberia seguir potenciandose y extenderse a otras  ciudades.