En el panorama laboral en el que vivimos, los jóvenes son uno de los colectivos que más mal parados están saliendo. La formación y preparación no garantiza un buen puesto de trabajo y las primeras oportunidades para acceder al mercado laboral son más bien escasas.

De ahí que iniciativas para apoyar a los emprendedores estén viviendo un buen momento.

Este es el caso del Programa Yuzz, promovido por la Fundación Banesto y que tiene como objetivo apoyar y asesorar a jóvenes con ideas y que pretenden crear su empresa.

Durante los siete meses que dura el programa, los alumnos seleccionados en centros de toda España, obtienen asesoramiento empresarial gracias a los más de 80 colaboradores locales que trabajan codo con codo con Fundación Banesto, poniendo a disposición de los seleccionados el soporte necesario para desarrollar su idea en el mercado.

En este sentido, facilitan a los jóvenes una red de expertos, formación empresarial, asesorías y tutorías personalizadas, una plataforma de trabajo colaborativo en línea, y el soporte administrativo y jurídico necesario en caso de que su idea pueda materializarse.

Los beneficios de los que disfrutan los candidatos seleccionados son los siguientes:

– Espacio de trabajo físico cedido por el colaborador local de la convocatoria, habilitado con mobiliario, telefonía y conexión a internet.
– Soporte necesario para desarrollar su idea.
– Mentores, comité de soporte y asesoría multidisciplinar.
– Seminarios con expertos emprendedores del sector de las nuevas tecnologías e innovación.
– Formación en materia de creación y gestión de empresas.
– Plataforma de trabajo colaborativo en línea.
– Soporte administrativo y jurídico en el caso de que la propuesta fuera susceptible de materializarse como proyecto empresarial.

Además de que la iniciativa cuenta con la colaboración a nivel nacional de escuelas de negocio como IE Business School, ESADE e IESE, durante la duración del programa se realizan encuentros  a nivel nacional que ayudan a los participantes a compartir su experiencia y tejer contactos que les puedan ayudar en un futuro.

Como premio, un grupo de los mejores proyectos desarrollados durante el programa viajarán a conocer y empaparse de la cuna del mundo emprendedor, Silicon Valley.

Una vez finalizado el programa se elegirán a los tres ganadores nacionales, con tres premios de dotación económica como apoyo a materializar su idea y poder hacer realidad su empresa.