Antonio Flores

Pionero de la innovación en España, el actual presidente de CN Competitive Network y CEO de Loop Business Innovation ha sido galardonado con el Premio al Directivo Plus del año 2009. Antonio Flores es socio fundador de CDN, NODE, CN y Loop Business Innovation. Cada una de estas empesas representa un paso más en la evolución de una compañía que nació centrada en el diseño y desarrollo de productos y que, con los años, se ha ido transformando en una consultora experta en innovación estratégica.

Algunos de sus proyectos han sido referentes en el diseño estatal, siendo expuestos en el MOMA de Nueva York, el Design Museum de Londres, el Museu de Les Arts Decoratives, entre otros.

En la actualidad, desarrolla su actividad profesional en las áreas de Innovación Conceptual y Estratégica de nuevos productos y servicios, asesorando a compañías como Imaginarium, Inditex, Bosch Siemens, Aena o Indo, entre otras. Además participa habitualmente como ponente en congresos y seminarios, es articulista sobre temas de innovación y competitividad de producto en diversos medios y ha escrito el libro «La alquimia de la innovación»  junto con Alfons Cornellá.

Durante la entrega del premio, Antonio Flores comentó que el mejor consejo lo leyó en una entrevista al campeón de Fórmula 1 Michael Schumacher: «Un periodista le preguntó que cuál era su fórmula por la que vencía en todas las carreras, y Schumacher contestó «creo que soy uno de los pilotos que mejor frena». Con el paso del tiempo y habiendo adquirido mucha experiencia, uno se da cuenta (y en especial en los tiempos que vivimos), que el que mejor partido saca de los recursos que tiene, el que mejor maximiza y optimiza su tiempo (el que mejor frena), ese es el más competitivo y el que avanza más rápido y más seguro por el camino empresarial. Ése es mi consejo y una de las frases que mantengo siempre en la cabeza: independientemente de lo rápido que consigas ir, siempre sé el que mejor frena«.

El Premio al Directivo del año es el único galardón en España que no otorgan los propios directivos, sino que se entrega de abajo hacia arriba, porque son los colaboradores quienes proponen a los candidatos teniendo en cuenta esas cualidades que les hacen convertirse en referentes de liderazgo. Hoy en día, los «líderes ejemplares» no ejercer el poder que les da su cargo, sino que conquistan la autoridad entre sus equipos y los hacen crecer profesionalmente. Los nuevos jefes son personas que no inspiran miedo sino un profundo respeto y una sólida admiración.