Entrevista con Martín Barreiros, director de RR.HH. de Danone España

Tiene casi un siglo de historia y más de 90.000 empleados en 120 países. Pero España (1.705 trabajadores, 5 plantas de producción, 8 bases logísticas y 73 centros de distribución) no es uno más dentro de la gran estructura del grupo francés. En las oficinas de nuestro Danone se forma el talento internacional del futuro. «Somos proveedores de recursos y «managers» para trabajar en el resto de filiales del mundo», afirma Martín Barreiros, quien, pese a la incertidumbre sigue apostando por la cultura empresarial, en su caso la «Danone Way», basada en el capital humano: «Con las personas no podemos pensar nunca a corto plazo».

Danone Way no es una política de recursos humanos, sino un proyecto mucho mayor. ¿Hasta dónde alcanza?
Es una estrategia que se lleva implementando desde hace casi una década a escala mundial. Reúne 16 prácticas que se agrupan en diferentes capítulos como derechos humanos, relaciones humanas, protección del medioambiente, relación con consumidores, gobierno y relación con «partners», responsabilidad social corporativa e interactuación con las conductas locales.

Un esfuerzo tal que tendrá que estar, además, avalado por resultados cuantificables…
Tenemos la convicción de que la implicación y el desarrollo de las personas es la principal fuente del rendimiento económico. Hay sinergia entre estos  objetivos y una política de recursos humanos innovadora.

Ésta permitió a Danone salir reforzada de su reciente reestructuración. Hoy son cientos las empresas que se enfrentan a una… ¿algún consejo?
En estos momentos, cuanto más nos centremos en las personas, mejor. Nosotros buscamos el desarrollo de empleados y la mejora en la actuación de directivos; enfatizamos en la organización, las competencias, y en la «Danone attitude», la conexión entre unos y otros para compartir experiencias, prácticas… Ahora es cuando más cerca tenemos que estar de nuestros equipos. No basta con superar la  incertidumbre de uno mismo, también hay que gestionar la suya.

Y apostar por el talento.
Nuestro objetivo es cubrir internamente el 80% de las vacantes. También promovemos carreras internacionales que fomenten la adquisición y transferencia de conocimientos y la diversidad cultural. Hay que pensar en la gestión del talento a más largo plazo.