Es un gran error pensar que sólo por ofrecer un buen producto o servicio los clientes aparecerán, como por arte de magia, a la puerta de nuestro negocio. De hecho, muchos emprendedores creen que la parte más difícil de poner en marcha una nueva empresa es, sin duda alguna, encontrar a esa primera persona o compañía que quiera confiar en ti.

Darse a conocer es una labor intensa a la que hay que dedicarle tiempo, esfuerzo y una buena planificación. Lo primero que debes tener claro es que los clientes no te encontrarán a ti o a tu página web solo porque hayas comenzado a vender un producto o a proporcionar un servicio estupendo.

El segundo punto que debes tener en cuenta es que no existe una fórmula única e infalible para la captación. Lo más seguro es que tengas que echar mano de diversas fuentes y combinar varias estrategias para conseguir esos primeros clientes.

El nivel de efectividad de cada método variará dependiendo del tipo de actividad que realices. De forma general, los más utilizados son:

Contactos propios

Las personas conocidas pueden ser un buen altavoz de la actividad que desarrollas. Cuéntale a todo el mundo que has montado un negocio y en qué consiste. Empieza por tu círculo más cercano (familia, amigos, compañeros de colegio y universidad, compañeros de anteriores trabajos…). Ellos, a su vez, pueden transmitir a todos sus conocidos los servicios que ofreces y dirigirte clientes.

Contactos en la competencia

La competencia no tiene porqué ser siempre el enemigo público número uno. En muchas ocasiones se puede llegar a acuerdos de colaboración con ella. Por ejemplo, cuando la competencia tenga exceso de trabajo puede subcontratar tus servicios o desviarte su exceso de clientes. Lo habitual es buscar relaciones en profesionales de áreas afines y ofrecerles apoyo para trabajos en los que no estén especializados.

Colegios y Asociaciones Profesionales

Son una gran fuente de información, y el primer lugar al que debes acudir cuanto tengas un problema o una necesidad profesional. Además de generar mucha información relacionada con la actividad de tu sector, también podrán ponerte en contacto con proveedores, ofrecerte formación, prestarte asesoramiento personalizado sobre los clientes, darte una mayor visibilidad, defenderte ante cualquier problema legal….

Revistas profesionales

De estas publicaciones puedes aprovechar casi todo. Desde la información que ofrecen del propio sector hasta los anuncios publicitarios. En general, te darán una panorámica de las necesidades del mercado, de la competencia, de los nuevos productos y de las actividades que se celebran en el sector.

Internet

Todo lo que quieras encontrar está en la Red. Puedes buscar empresas de sectores que sepas que pueden tener necesidad de tus productos o servicios, web vinculadas, direcciones de proveedores…  Asimismo, también podrá servirte como escaparate de tus productos y servicios e incluso como pasarela comercial, si pones en marcha tu propia web corporativa.

Redes sociales

Si hay un fenómeno que ha llamado la atención en los últimos tiempos son las Redes Sociales en Internet, comunidades que permiten poner en contacto a personas situadas en diferentes puntos del planeta.  Conviene que las tengas muy en cuenta, al menos a las más conocidas (Facebook, Twitter, Tuenti , Foursquare) porque te ofrecen la posibilidad de llegar a miles de potenciales clientes, de ofrecerles promociones exclusivas, de atender sus consultas a través del perfil de la compañía, y también pueden servir para promover la imagen de tu marca, entre otras muchas acciones.

Cámaras de Comercio

Las Cámaras de Comercio disponen de información actualizada de las necesidades de muchas empresas y también ponen a tu disposición diversos programas de apoyo.

Ferias del sector

A este tipo de eventos acuden tanto los profesionales y empresas de un mismo sector (dentro y fuera de España) como los posibles clientes que necesitan de los servicios de esos profesionales.

Publicidad en medios de comunicación

Puedes utilizarlos para anunciar tu compañía en emisoras de radio locales, para incluir anuncios por palabras en los periódicos, para insertar publicidad en sus páginas webs….

Mailing y buzoneo

Envía cartas a los posibles clientes que se encuentren en tu zona de influencia explicando los servicios que ofreces. También puedes realizar un mailing a través del correo electrónico, lo que se conoce como e-mailing, aunque antes debes tener en cuenta algunos consejos de los expertos para que este tipo de publicidad resulte efectiva.

Telemarketing

Puedes encargarte de llamar por teléfono a posibles clientes o contratar a una empresa de telemarketing para que lo haga por tí. Los clientes pueden ser empresas que trabajen en sectores afines, y que sepamos que recurren a otras empresas para realizar los servicios que nosotros ofrecemos. 

En cualquier caso, recuerda que es igual de importante conseguir clientes que mantenerlos, y que trabajar una vez para una empresa no significa que te la tengas ganada para siempre. Pero de este tema, de “cómo mantener a los clientes satisfechos”, hablaremos en un próximo post…