Alejandro Gortari

Por Alejandro Gortari, socio de Zavala Gortari Asociados

Después del «efecto paralizante» que desencadenaron los primeros síntomas de la crisis en la toma de decisiones empresariales, el año 2009 se ha revelado como un momento para el ajuste de costes y la reevaluación de las líneas de negocio. Y ahora, ¿qué va a pasar en 2010?

La palanca de reducción de costes ya está exprimida, en ocasiones, hasta el límite. Sin esa opción, sólo queda apostar por la reforma de las estructuras, ya que las organizaciones son conscientes de que lo único que pueden hacer es contar con los mejores si quieren salir indemnes de lo que nos espera en 2010.

Podemos determinar qué pasos seguirá el baile de directivos si observamos cómo ha sido la tendencia a lo largo de este año. El director comercial ha sido el más buscado y así seguirá, mientras que el responsable de Marketing mantendrá su vulnerabilidad, lógica ante la congelación de las inversiones. En lo referente a Recursos Humanos, después de los cambios, que también han sido frecuentes y que buscaban un perfil más duro, con experiencia en relaciones laborales, su director cobrará un protagonismo especial en los próximos meses. Si los costes están ajustados, no puedes subir los salarios… ¿cómo entusiasmas al equipo? Precisamente ésa será la labor de este directivo. Y también la del director general, un puesto que, con toda probabilidad, estará entre los más demandados por las empresas.

El año 2010 será el momento de ver si la dirección general camina con buen rumbo. Si no, deberá optar por el cambio. Los profesionales con visión de futuro para definir el camino, aunque sea a corto plazo, pegados al terreno, valientes, que consigan que las cosas ocurran, y sean capaces de ilusionar, serán los más adecuados para liderar la compañía.