Escuchar música es una de las actividades que más se citan entre las cosas que hacemos los seres humanos. La escogemos para acompañar momentos alegres, tristes, de ocio, de estudio, incluso para darle un uso más persuasivo, como que compremos más rápido, para infundir valor o para amansar fieras… Aun así, y a pesar de que el interés en los estudios musicales es creciente, al menos por parte de la ciudadanía, todavía hacen falta más esfuerzos para colocar esta disciplina artística en el lugar que merece a nivel profesional.

Alto nivel de empleabilidad en Historia y Ciencias de la Música

El sistema educativo ofrece diferentes fórmulas para dedicarse profesionalmente a la música. Desde los títulos profesionales de Música con especialidad en un instrumento como violín, oboe, piano o canto hasta estudios superiores de Dirección, Composición, Pedagogía Musical o el Grado en Historia y Ciencias  de la Música.

Esta última especialidad, que no está directamente relacionada con la ejecución de un instrumento, tiene un alto porcentaje de empleabilidad (90%). Según declaran los profesores, la explicación en parte está en el hecho de que la oferta de plazas universitarias se ajusta perfectamente a la demanda de estos profesionales. Eligen mayoritariamente a la docenci,a pero también a la investigación, la documentación y la gestión cultural.

Pero son los conservatorios y escuelas de música privadas las organizaciones que se encargan de velar por la formación musical y dotar a la sociedad de los músicos que necesita y aplaude.

Becas para ampliar tus estudios musicales dentro y fuera de España

Apoyar estos estudios, posibilitar la salida al extranjero para ampliarlos es el objetivo de la AIE (Sociedad de Artistas, Intérpretes o Ejecutantes). Por este motivo ha abierto una nueva convocatoria para la concesión de 119 becas que sirvan para ampliar o internacionalizar la formación de músicos tanto en escuelas oficiales como en las no oficiales.

Las becas están dotadas con hasta 850 euros cada una. La AIE ha establecido un acuerdo especial de colaboración con escuelas que ofrecen titulación oficial como el Aula de Música Moderna i Jazz Fundació Conservatori del Liceo, en Barcelona; Escuela de Música Joaquín Turina, en Sevilla, Escuela Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco, también en Sevilla, y L’Espaimusical, en Valencia. Para estas escuelas se destinarán un total de 24 becas (6 para cada una).

Por otro lado, un total de trece escuelas privadas de todo el territorio nacional se beneficiarán de las otras 48 becas. Centros como la Escuela de Música Creativa y la Academia de Música Contemporánea en Madrid, que contarán con cinco y tres becas respectivamente; el Taller de Músic de Barcelona, que dispondrá de cinco, o la Escuela de Música Piccolo y Saxo en Logroño, a la que han otorgado tres.

Otras 42 becas se ofrecen para cursar estudios tanto en el extranjero como aquí en escuelas no oficiales que se elijan libremente. La concesión de la ayuda de las solicitudes en este apartado se valorará por parte de un tribunal.

Por último, se otorgarán cinco ayudas para socios mayores de 35 años para formación o ampliación de estudios tanto a nivel internacional como local.

Los aspirantes podrán enviar sus solicitudes hasta el 22 de abril. Los requisitos incluyen ser estudiante de música o profesional en activo y la solicitud se podrá presentar tanto de forma presencial en Barcelona, Madrid y Sevilla como on line. Si esto te ha sonado bien, ¿a qué esperas para solicitar tu beca?