¿Desconectaremos este año?

Apenas la mitad de los españoles consiguieron olvidarse del trabajo y disfrutar plenamente de las vacaciones. Este verano, será aún más difícil.