Un blog es una magnífica herramienta para mostrar al mundo quién eres, cuáles son tus inquietudes, qué sabes, qué eres capaz de hacer y darte a conocer más allá de tus círculos cercanos. Por esa razón puede ser una buena idea tener un blog  como refuerzo a tu estrategia de búsqueda de empleo. Veamos para que puede resultarte útil tener un blog en tu búsqueda de trabajo y que aspectos debes tener en cuenta.

Lo primero es que un blog no es tu curriculum vitae en la red, existen muchas otras herramientas que con un menor esfuerzo te permitirán mostrar tu curriculo en la red, en un buen blog se cuentan historias, se comparte información y conocimiento. Piensa en el blog como un lugar donde puedes mostrar tus capacidades como profesional y demostrar que eres un experto en tu campo. Este tipo de contenido te ayudará a conocer profesionales del sector ampliando tu red de contactos – y detectar oportunidades de empleo –  y también a que los empresarios o posibles empleadores puedan conocer tus capacidades.

El aspecto más importante del blog será el contenido y te adelanto que su creación no será fácil requiere mucho esfuerzo y constancia. Piensa en que objetivos persigues con el blog y a quien quieres dirigirlo, escribe para ellos de forma que sea útil para ti. Lo bueno que tiene Internet es lo grande que es su audiencia, así que no te preocupe escribir sobre algo muy concreto, seguro que tienes tu audiencia. Por eso elije un tema con el que te sientas seguro, con el que creas que estás construyendo esa imagen que deseas mostrar de ti y que le resultará interesante a esas personas que quieres que lean tu blog y te conozcan a través de él. También te aconsejo que elijas un tema sobre el que quieras aprender algo nuevo porque es uno de los beneficios que obtendrás del blog, aprendes continuamente.

El blog puede ser tu estrategia central para construir lo que se denomina la reputación digital. En definitiva lo que haces es mostrar una imagen de ti, resaltar determinados aspectos y utilizar los medios digitales para que se hable positivamente de ti . Construye tu blog personal haciéndote un idea de cómo quieres que te perciba el que lo lea, piensa en los adjetivos que quieres que te describan. Así que dedícale un tiempo a este aspecto. ¿Quieres que te vean como un experto, metódico, detallista o informal y creativo, dinámico o constante? Piensa en ello e intenta controlar lo que transmiten con tus contenidos, tu forma de escribir, el diseño de blog, las fotografía que mostrarás etc.  En el punto del diseño, si es necesario apóyate en un diseñador que te ayude a construir la imagen que desees mostrar.

Complementa el blog con el uso de otras redes sociales en tu búsqueda de empleo como linkedin, twitter, fecebook, etc. Pero se coherente con lo que transmites en todas esas redes sociales y en el blog, tienes que conseguir mostrar en todo momento esa imagen que has decidido construir de ti mismo.

Te adelantamos que tu blog se convertirá en tu tarjeta de visita frente a los reclutadores, será algo que consultarán tus  entrevistadores y que te ayudará a diferenciarte de otros candidatos. Aunque puede parecer lo contrario muy pocas personas mantienen un blog de calidad de una forma constante y quien lo hace le ha sacado buen partido al blog. La parte más complicada es que mantener un blog requiere mucha constancia y esfuerzo, mucho más del que al principio puedes pensar. Si te metes en esa aventura tenlo muy presente porque un mal blog puede mostrar una imagen negativa de ti a tus empleadores y lo que es una oportunidad convertirse en un estorbo.

Sólo por el hecho de tener un blog vas a transmitir muchos aspectos a tus empleadores: si eres competente escribiendo, tu capacidad de expresarte, tu constancia y capacidad de esfuerzo, tus habilidades con nuevas tecnologías, como desarrollas tus ideas, etc. Habrá muchos otros atributos que añadirás con tus contenidos.

Queremos cerrar este post comentándote que no persigas objetivos a corto plazo con el blog más allá de poder mostrarlo en los distintos procesos de selección a los que te presentes. Al principio tu blog no tendrá muchas visitas y veras que crece poco a poco si publicas frecuentemente con contenido de calidad, original e interesante. A largo plazo lo que puede ofrecerte un buen blog y tu esfuerzo y dedicación es que no seas tú el busques el trabajo sino que el trabajo te encuentre a ti.

Como verás, en el artículo no hemos hablado ni de tecnología, ni de aspectos técnicos porque hay muchas soluciones como blogger o wordpress que te exigen muy pocos conocimientos informáticos, elije la que quieras o cualquier otra solución. Aquí lo importante eres tú, lo que escribas y para quién.

Si estás decidido solo me queda desearte suerte y, si ya tienes uno, utiliza los comentarios de este post para darlo a conocer.