En ocasiones, la organización de una boda puede suponer un suplicio para los novios. Cada vez queda menos para su gran día, los nervios a flor de piel y todavía tienen que elegir el lugar para el banquete, el vestido de la novia, el traje del novio, el fotógrafo, la decoración… Son muchos aspectos los que hay que tener en cuenta a la hora de planificar una boda, lo que supone invertir mucho tiempo y también muchos dolores de cabeza.

La falta de tiempo y el desconocimiento de este mundo son dos aspectos que hacen que muchas veces se requiera la ayuda de una persona con experiencia que permita optimizar tanto el tiempo como los recursos económicos de la pareja. Es la figura Wedding Planner, una profesión importada de Estados Unidos  y cada vez más demandada en España, aunque todavía algo desconocida ya que únicamente participan en la organización de un 16% de las bodas.

Todo el mundo sueña con una boda perfecta y, en un primer momento, se puede pensar que nadie mejor que uno mismo para organizarla, pero a la hora de la verdad van surgiendo inconvenientes que  hacen que se convierta en algo agotador. Con el Wedding Planner lo principal es tener claro el presupuesto que  se quiera invertir y a partir de ahí dejar trabajar, siempre bajo la supervisión y el visto bueno por parte de la pareja respecto a las opciones planteadas.

Y es que prácticamente hasta el momento en que comience la luna de miel el Wedding Planner se convierte en un asistente personal que coordinará todos los detalles del evento como las flores, la llegada de los invitados, el catering e incluso el reparto del arroz para arrojarlo a los novios… . Además, gracias al conocimiento del mercado permite optimizar los recursos que ofrecen los distintos proveedores, con el consiguiente ahorro de dinero.

En definitiva, se trata de una profesión en auge que permite a los novios disfrutar de una boda personalizada sin tener que preocuparse prácticamente por nada, pasando toda la responsabilidad al Wedding Planner, que deberá planificar la boda teniendo en cuenta los deseos de la pareja optimizando al máximo el presupuesto disponible. Por tanto, estamos ante una profesión que requiere experiencia y una formación específica. Además, puede resultar ideal para el autoempleo.

>>> Si estás interesado en formarte como Wedding Planner tienes disponible diversos cursos en el portal Avanzaentucarrera.com como son Máster en Asesoría de Imagen, el Curso de Especialización en el Mundo de las Bodas o el Curso de Organización de Bodas.

Imagen: Two of my best friends got married this weekend (Flickr) con licencia CC de Will Marlow