A juzgar por los últimos informes publicados por las grandes empresas del sector de los recursos humanos, a lo largo del verano que se avecina podría llegar a producirse hasta un 10% más de contrataciones que durante el resto del año. La restauración y el turismo son, como en pasadas temporadas, los  motores de este pico en el gráfico anual de empleo, pero otros sectores, como el telemarketing o los reponedores de grandes superficies, contribuirán a «animar» un mercado laboral que, con una cifra de parados que se acerca peligrosamente a los cinco millones, se encuentra más que estancado.

En su «Informe de coyuntura turística – Verano de 2011», el Instituto de Turismo de España cita las tres claves que marcarán el repunte en la llegada de turistas internacionales a España: las revoluciones en el norte de África, y el consiguiente cambio de rumbo de numerosos  turistas europeos hacia España –o Turquía, en algunos casos–; los desiguales efectos de la crisis financiera en los distintos mercados emisores –con un creciente número de casos en los que la recuperación económica ya se está consolidando– y, por último, las oscilaciones en el precio del petróleo. Así las cosas, es lógico que las empresas del sector refuercen su plantilla contratando temporalmente a más personal para cubrir la demanda extra.

No solo turismo

Las previsiones de la consultora de recursos humanos Unique son especialmente positivas, anunciando un aumento del 12% en las contrataciones temporales de verano respecto al resto del año. Javier Ayuso, su director general, asegura que «los perfiles más demandados en el sector turístico serán los de camareros, cocineros, ayudantes de cocina, socorristas, recepcionistas, guías turísticos, limpiadoras, camareras de piso, animadores y monitores de tiempo libre». En cuanto a los del sector servicios, continúa, «serán los de cajeros, dependientes y reponedores en el ámbito de la distribución. También predomina la demanda de auxiliares administrativos de caja, principalmente, a realizar sustituciones de verano, y los puestos de telemarketing».

En lo que respecta a los puestos de trabajo que no están necesariamente vinculados al turismo –aunque sí forman parte del sector servicios–, Teresa Rengel, Directora de Servicio de Adecco Outsourcing, destaca que «esta va a ser una campaña, además de centrada en el turismo, muy comercial, en la que veremos un aumento en todos los canales de venta. Se producirá, según nuestras previsiones, un incremento en las campañas telefónicas de venta de productos y servicios, así como por parte de las aseguradoras –aumenta el número de desplazamientos y, con ellos, las averías, siniestros y solicitudes de asesoramiento–».

En cualquier caso, aunque las perspectivas de crecimiento sean positivas, no debemos perder de vista la crisis económica en la que nos hallamos inmersos. José Luis Guerra, adjunto a la presidencia de FEHR (Federación Española de Hostelería y Restauración), explica que la suya es una «actividad fuertemente estacional, en la que el empleo comienza a crecer a partir de Semana Santa, y sigue creciendo hasta julio. Este año, sin embargo, ha empezado un pocomás tarde y terminará  antes de lo normal».

No obstante, en este sector –hoteles y alojamientos por un lado, y restaurantes, cafeterías y bares, por el otro–, se contrató de enero a abril a más de 64.000 trabajadores en restauración y a más de 60.000 en alojamiento. En mayo, aunque aún no están actualizados los datos de afiliados a la Seguridad Social, Guerra estima en unos 40.000 los trabajadores contratados. La cifra de junio rondará los 20.000 entre los dos sectores –el alojamiento sigue creciendo fuertemente pero la restauración sufre un«frenazo» debido al cierre de los comedores escolares y de empresas–.

Lamentablemente, esos casi 200.000 trabajadores temporales que contrata el sector de la hostelería y la restauración en verano pierden su puesto al terminar la temporada estival. Lógicamente las zonas costeras y los archipiélagos son los que reciben el mayor número de turistas y, por tanto, en las que se producen los incrementos más significativos de empleo temporal. Levante, Andalucía, Baleares y Canarias ven descender drásticamente sus tasas de paro durante estos meses, aunque de forma heterogénea.

Canarias es el caso más peculiar. Al dar comienzo la temporada en el mes de marzo, no se produce un aumento notable en las contrataciones temporales de junio a septiembre.

Cifras al alza

Frontur, el estudio estadístico de movimientos turísticos en fronteras elaborado por el IET (Instituto de Estudios Turísticos), arroja luz sobre la cuestión de qué comunidades autónomas contratarán de aquí a septiembre  un mayor número de trabajadores temporales. Desde mayo de 2010 hasta abril de 2011, las regiones que más turistas internacionales recibieron fueron Cataluña, con más de 13 millones de visitantes; Canarias y Baleares, con 9,2 millones cada una; Andalucía, con casi 7,6 millones; y  Comunidad Valenciana, que recibió a 5,1 millones de turistas. Estas cifras son, en todos los casos, superiores a las del mismo periodo del año anterior.