Seguro que si hacemos una encuesta para ver las cosas que más miedo nos dan, entre las primeras posiciones saldría el tener que acudir al dentista. Hasta ahora ir al dentista era sinónimo de dolor y de urgencia. Sin embargo, el mundo se mueve por tendencias y modas, y la estética, el culto al cuerpo y la mejora de la imagen que transmitimos se ha convertido en algo fundamental para mucha gente. Muchas de las personas que acuden actualmente al odontólogo lo hacen no ya como enfermos o pacientes, sino más bien como ciudadanos preocupados por su imagen y por prevenir y mantener su salud oral.

Esta transformación radical en los usos y costumbres ha provocado también un cambio en la oferta de servicios dentales. La clínica tradicional está siendo sustituida por centros dentales y policlínicas donde el usuario encuentra una amplia oferta de servicios. Prácticamente en cada esquina del país encontramos un “Dental…” o un “…Dent” que compiten por captar a los potenciales clientes.

En este nuevo marco laboral nace la necesidad de un perfil hasta ahora poco demandado: gerentes y directores especializados en clínicas dentales. Se trata de una salida profesional muy interesante para dentistas, médicos, farmacéuticos, enfermeros, pero también para economistas, abogados, licenciados en empresariales y en administración y dirección de empresas. A pesar de ser una realidad relativamente reciente, la Universidad de Sevilla cuenta con una experiencia de más de 10 años formando a estos expertos a través de su Experto Universitario en Gestión, Dirección y Marketing de la Clínica Dental. Estos profesionales aprenden a utilizar las estrategias docentes de las grandes escuelas de negocio enfocadas al sector dental.

Si te interesa esta nueva salida laboral con buenas perspectivas de futuro, aquí encontrarás toda la información que necesitas: http://masterodontologia.com/gestion-y-direccion-odontologica