Que te apasione el mundo infantil es un must para conseguir trabajo en guarderías. La vocación en la enseñanza es fundamental en cualquier etapa, pero de 0 a 6 años supone un auténtico compromiso. El sueldo no siempre será un aliciente y algunas veces las condiciones laborales tampoco… Si estás buscando trabajo en guarderías, te contamos todo lo que necesitas saber para empezar tu carrera en esta profesión.

Qué preparación te exigen para el trabajo en guarderías

La titulación que se requiere para trabajar en guarderías depende mucho del puesto que vayas a ocupar. No es lo mismo optar a una candidatura como auxiliar que a una de maestro o educador.

Para trabajar como auxiliar se exige al menos un curso de educación infantil o bien uno de auxiliar de guardería. No podrás acceder a estos estudios si no has obtenido el graduado escolar.

Si quieres formar parte del profesorado y poder llevar una tutoría, debes haber alcanzado una titulación superior. Por un lado, en formación profesional se ofertan los siguientes estudios: Técnico Superior en Educación Infantil, Técnico Especialista, Educador Infantil y Técnico Especialista en Jardines de Infancia. Por otro lado, puedes cursar estudios universitarios y sacarte el título de Magisterio. Todas estas titulaciones te permitirán trabajar tanto en guarderías como en centros donde se imparta educación infantil.

Educación infantil y guarderías

Habilidades para trabajar en guarderías

En cuanto a las habilidades que se requieren, existe un mínimo para todo aquel que busque empleo en el sector de la educación y enseñanza. Entre otras, una gran capacidad de comunicación y de empatía. Pero además, la educación infantil implica un mayor control en la organización y planificación, debido a que se cambia continuamente de actividad y de materiales.

También es importante saber motivar, pues los niños pequeños pierden la atención mucho más fácilmente que los más mayores. Por esta razón, además, hay que combinar grandes dosis de paciencia con buen humor. Al mismo tiempo, se ha de conseguir mantener una cierta disciplina para que la clase no se vuelva un caos. Todo ello se suma al trabajo en equipo que hay que saber desarrollar para integrarse en la línea educativa del centro.

Dónde encontrar empleo

Guarderías, jardines de infancia y colegios serán tus empleadores dentro de la formación reglada. Ten en cuenta que tienes la opción de especializarte en maestro de educación especial, lo que aumentará tu empleabilidad.

Puedes buscar empleo tanto en el sector público como en el privado. Al público accedes mediante oposición. Si no consigues una plaza fija, puede que entres en bolsa de empleo para ejercer interinaje.

En el sector privado tienes muchas posibilidades. No solo para trabajar en guarderías y educación infantil, también puedes emplearte como animador infantil. Dentro de la educación no formal se requiere personal que conduzca actividades recreativas, lúdicas y de tiempo libre. Por otro lado, podrás ejercer como cuidador infantil.