Cada vez se reducen más las posibilidades de que Reino Unido lleve a cabo un Brexit pactado con la Unión Europea. La incertidumbre se acrecienta a medida que se acerca la fecha límite. Quienes trabajen o piensen en trabajar en Reino Unido en un breve espacio de tiempo todavía no saben a qué atenerse. Este es el escenario que se les presenta a día de hoy.

Dos años después de que el Reino Unido anunciara en marzo de 2017 que se marchaba de la Unión Europea, los intentos de llegar a un acuerdo de retirada han fracasado. El último se propuso en noviembre de 2018 y fue rechazado.

Qué es el EU Settlement Scheme

Desde marzo del presente año es obligatorio para todo ciudadano europeo que quiera seguir trabajando, estudiando o, en general, residiendo, en Reino Unido haya pasado por el procedimiento de registro llamado EU Settlement Scheme. Este registro que se lleva a cabo a través del Ministerio del Interior de Reino Unido. Si te encuentras en suelo británico a partir del 31 de diciembre de 2020, cualquier empleador, banco, arrendador o servicios de inmigración te podrá pedir el permiso que acredita que has pasado por este registro.

Quienes lleven residiendo más de 5 años de manera continuada reciben el settled status o permiso de residencia indefinido. Este documento te permitirá seguir residiendo, trabajando y estudiando en Reino Unido por tiempo indefinido, con derecho a asistencia sanitaria. Tendrás acceso a fondos públicos, como prestaciones y pensiones. Además, te da la posibilidad de solicitar la ciudadanía británica. Si tienes hijos, nacerán con la ciudadanía británica. Ten en cuenta que podrás mantener este estatus siempre que no te ausentes del país por un espacio de tiempo superior a 5 años.

Aquellas personas que no han acumulado 5 años de residencia, deben solicitar el pre-settled status o permiso de residencia temporal, válido hasta que cumplan los 5 años de residencia. Transcurrido este tiempo podrás solicitar el cambio a settled status. Eso sí, para solicitarlo no puedes haberte ausentado del país hasta entonces más de 6 meses. Con el pre-settled status también tienes más o menos los mismos derechos que con el settled status, pero no podrás solicitar desde ahí la ciudadanía británica, para ello tendrás que pasar antes a settled status.

El Gobierno británico ha garantizado que se seguirá aplicando el EU Settlement Scheme hasta la última fase del Brexit, independientemente de que se produzca con acuerdo o sin acuerdo.

¿Qué pasará después del Brexit?

Cómo afecta el Brexit si se sale con acuerdo y cómo sin acuerdo

El acuerdo de noviembre de 2018 que fue rechazado contemplaba un periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. En ese tiempo los ciudadanos mantendrían su derecho a votar y se respetarían los periodos cotizados en Reino Unido a la hora de acceder a una pensión o de cobrar la prestación por desempleo, sin que su situación variase con respecto a la situación actual.

Sin embargo, si se sale sin acuerdo, se genera una situación de incertidumbre. Se está trabajando para que los españoles que estén allí conserven sus derechos, y que no tengan problemas a la hora de convalidar estudios o conseguir el reconocimiento de cualificaciones profesionales, por ejemplo. Se garantiza que se tendrán en cuenta los periodos cotizados en Reino Unido a la hora de cobrar una pensión o la prestación por desempleo en España, pero solo hasta que Reino Unido salga de la Unión Europea. Después habrá que ver qué medidas toma el Gobierno británico.

¿Qué pasa si me voy ahora a Reino Unido?

A los ciudadanos de la UE que lleguen ahora a Reino Unido y antes de que se culmine el Brexit, se les concederá el permiso de temporary leave to enter. Este te permitirá permanecer en el Reino Unido sin visado hasta un máximo de 3 meses. Si quieres pasar más tiempo, tendrás que solicitar el European temporary leave to remain. Para ello tendrás que pasar controles de identidad, criminalidad y seguridad. Con este permiso podrás trabajar y estudiar por 36 meses. Pasado este tiempo, si quieres quedarte tendrás que someterte a la futura normativa interna británica.