Trabajar como camarero o camarera puede proporcionarte un sustento compatible con otra actividad. Las jornadas muchas veces son cortas o bien se trabaja en fines de semana y festivos, y esto es lo que hace que se pueda compaginar tan bien. Pero, además, puede ser una profesión en la que quieras profundizar. Si lo acompañas de una buena formación, accederás a perfiles especializados como maitre, sumiller, bartender o mixólogo, entre otros.

¿Cómo hago mi CV? Lo que debería poner en tu perfil

Un currículum de alguien que va a atender tanto en la sala como detrás de la barra tiene algo en común con todos los CV: que ofrezca un aspecto ordenado y limpio. Para ello puedes tomar como ejemplo algunas plantillas de CV que hemos publicado en otras ocasiones.

Es importante que menciones las experiencias relacionadas con este trabajo o bien con cualquiera que implique atención al público. Si tienes formación en idiomas, destácala. Haz un apartado específico para resaltar las habilidades que se suelen tener en cuenta en esta profesión, de las que hablamos en el siguiente apartado.

cómo trabajar como camarero

Habilidades que debes tener para ser camarero

Una de las funciones más importantes de los camareros es atender al público. La gente acude a bares, locales y restaurantes para tomarse un tiempo de relax, disfrutar del ambiente, reunirse con otras personas y degustar los platos o bebidas del lugar. Dos factores determinantes para el éxito de los locales son la buena atención y que el pedido sea servido a tiempo.

Por este motivo, se busca a profesionales que proporcionen un trato amable y atento. Han de tener templanza para sortear las exigencias, por lo que la paciencia también está muy bien vista. Por otro lado, han de saber trabajar bajo cierta presión, a veces los clientes vienen de golpe y hay que saber gestionar ese momento con eficacia. Además, son los encargados muchas veces de hacer las cuentas y cobrar, por lo que no pueden ser despistados.

A la hora de combinarse con los compañeros de la cocina o de la barra, así como con otros camareros, se requiere organización y saber trabajar en equipo. La presión a veces es muy elevada y contar con esta habilidad es fundamental para que todo el servicio se mantenga en equilibrio.

Algo importante que debes saber es que cualquier trabajador que participe en algún punto a lo largo de la cadena de producción, elaboración o suministro de alimentos necesita obtener el carné de manipulador. Lo vas a necesitar. Si no lo tienes o debes renovarlo, por lo general, el empleador se encargará de gestionarlo y la mayoría de las veces podrás sacártelo a la vez que empiezas a trabajar.

Funciones que desempeñarás como camarero

Las tareas que tendrás que realizar dependerán del área donde trabajes, bien en la sala, bien en la barra, o en ambos sitios. En líneas generales, estas serán tus funciones:

  • Recibir a los clientes, saludarlos y acompañarlos a la mesa, invitarlos a que se acerquen a la barra o bien gestionar una petición de reserva para más tarde o para otro día.
  • Presentarles el menú o las especialidades de la casa, y hablarles de las recomendaciones del día.
  • Proporcionarles información detallada sobre las dudas acerca de los alimentos y bebidas que se sirven en el local. Esto es especialmente importante cuando son cuestiones sobre alergias.
  • Preparar las mesas y colocar los elementos de la barra para que estén listos cuando entre la clientela. Durante las horas de trabajo, llevar un mantenimiento de orden y limpieza en la sala o en la barra.
  • Tomar los pedidos y gestionar la comunicación en cocina o en barra. Puede que se emplee algún software de pedidos.
  • Realizar y cobrar las cuentas cuando se requiera. Atender a la correcta identificación del cliente y su pedido.
  • Tener en cuenta siempre las indicaciones sanitarias proporcionadas en el curso del carné de manipulación de alimentos y cualquier otra que sea preciso contemplar.

Si quieres trabajar como camarero o camarera sin experiencia

Para empezar en esta profesión, puedes acudir a cadenas de restauración que acostumbran a cambiar continuamente la plantilla. Ofrecen trabajos esporádicos que se suelen combinar con otras actividades, como los estudios u otra actividad laboral. Suelen ser horarios reducidos, por turnos o de fin de semana. También pueden estar asociados a una temporada determinada, generalmente relacionada con el buen tiempo y zonas turísticas.

Además, puedes buscar en la zona donde resides. La cercanía suele ser un reclamo para que te contraten. Podrías acudir en poco tiempo si se da una situación de emergencia en la que se requiera más personal.

Dónde encontrar ofertas de camarero

Pongamos en práctica toda esta teoría. Prepara tu CV y busca ofertas de empleo. Haz un listado con las cadenas de restauración en los que te gustaría trabajar, entra en su web, consulta sus redes y apúntate a las vacantes. Revisa tu perfil en los portales de empleo y haz una búsqueda por hostelería y turismo. Pregunta en los locales cercanos a tu casa. Seguro que no tardas mucho en encontrar empleo como camarero.
Inscríbete en Infoempleo y encuentra las mejores ofertas