El Gobierno ha aprobado este viernes la subida de un 8% en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). De esta manera, a partir de enero de 2017 la cifra mínima legal a cobrar en España, por una jornada de ocho horas repartida en 14 pagas, será de 707,6 euros mensuales, 52,4 euros más de los que se percibe ahora. Actualmente, cerca de cinco millones y medio de trabajadores cobran el salario mínimo en nuestro país o la parte proporcional que les corresponde en función de su jornada laboral. 

Esta subida, la mayor en los últimos 30 años, supone pasar de los 655,20 euros actuales a 707,6 euros al mes (sueldos brutos). El Gobierno ha tomado esta decisión en respuesta a la demanda hecha por varios interlocutores sociales (CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme), y de la propuesta del PSOE, que exigió a los populares esta subida del Salario Mínimo Interprofesional a cambio de apoyar el objetivo de déficit y de deuda para 2017.

En años anteriores las subidas del SMI fueron apenas del 0,5% o del 1%. Los sindicatos consideran que esta subida del 8% es un buen avance, pero que todavía es insuficiente (querían que se alcanzasen los 800 euros en 2017).

El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha avanzado hoy que para los años 2018, 2019 y 2020 el Gobierno aceptará el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que pacten la patronal y los sindicatos, siempre que presenten su acuerdo al Ministerio de Empleo antes del 15 de noviembre de cada año.

El nuevo salario mínimo empezará a cobrarse a partir del 1 de enero de 2017 por lo que tendrá que verse ya reflejado en la nómina de ese mes. Por ley, todas las empresas está obligadas a asumir esta cantidad mínima que fija el Gobierno, y si no lo hacen, los empleados pueden presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

¿Qué se cobra en el resto de Europa?

Si comparamos nuestro salario mínimo con el que se paga en otros países europeos, podemos decir que nos situamos en un lugar intermedio, algo alejados todavía del grupo de países que conforman la “primera línea económica” en Europa.

Según datos recogidos en enero de 2016 por Eurostat, los salarios mínimos de los veintiocho Estados miembros de la UE oscilan entre los 215 euros de Bulgaria y los 1.923 que se perciben en Luxemburgo.

En el grupo con salarios mínimos inferiores a 500 euros mensuales se encuentran prácticamente todos los países de bloque del este: Bulgaria, Rumanía, Lituania, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Estonia, Croacia y Polonia.

España se sitúa en un segundo grupo junto a Portugal, Grecia, Malta, Eslovenia y Turquía. Todos ellos con salarios mínimos que oscilan entre los 500 y los 1.000 euros al mes.

Francia, Alemania, Bélgica, los Países Bajos, Reino Unido, Irlanda y Luxemburgo son los únicos Estados cuyos salarios mínimos superan los 1.000 euros mensuales. En un ranking mundial Estados Unidos también se situaría en este tercer grupo.

salarios-minimos-en-europa-2016