Pues parece que sí. Al menos, esto es lo que se desprende de la V Encuesta Adecco sobre Felicidad en el Trabajo, en la que 8 de cada 10 trabajadores españoles encuestados (el 81,5%) se declaran felices en su profesión, dos puntos porcentuales más que hace un año. De hecho, 6 de cada 10 trabajadores (un 62,7%) estarían dispuestos a cobrar un menor salario a cambio de una mayor felicidad laboral.

Qué nos hace felices en el trabajo

En la encuesta elaborada por Adecco, los trabajadores debían valorar del 1 al 10 diferentes aspectos laborales en función de la importancia que les otorgaban en cuanto a la felicidad que les reporta. Disfrutar de un buen ambiente laboral y el compañerismo, así como el desarrollo de las propias habilidades son los dos aspectos mejor valorados, con 8,46 puntos cada uno de ellos. Le siguen poder realizarse personalmente (8,24 puntos), la estabilidad laboral (8,22 puntos), disfrutar de un horario que permita conciliar vida personal y profesional (8,18 puntos) y el salario (8,11 puntos). El sueldo no parece ser entonces un factor tan determinante a la hora de valorar nuestra satisfacción laboral. ¿O sí?

El estudio Nielsen

Otro estudio reciente elaborado por la consultora Nielsen con el título de El estilo de vida de los españoles, arroja en este sentido un dato muy elocuente: para un 43% el sueldo es el principal motivo de insatisfacción laboral. De hecho, solo uno de cada tres españoles declara estar conforme (que no satisfecho) con lo que gana.

Los españoles se sitúan así como los trabajadores de las cinco grandes economías europeas (España, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia) que más descontentos están con su salario, seguidos de italianos y franceses.

Pero dejando de lado la parte económica, las conclusiones de ambos estudios parecen coincidir. Así, en el informe de Nielsen hasta un 65% declara estar contento de trabajar en aquello para lo que se ha preparado académicamente, o bien le gusta más. Y cerca de un 60% valora positivamente el ambiente laboral y la camaradería con los compañeros. Incluso algo más de la mitad está de acuerdo con cómo su empleo y su vida personal se equilibran. Además, junto con los belgas, somos los europeos que más deseamos permanecer en el trabajo toda la vida (un 26% frente al 30% de los belgas), la tan ansiada estabilidad.

Cómo mejorar nuestra felicidad laboral

Otro de los aspectos más destacados del estudio de Adecco es el que se refiere a cómo mejorar la felicidad en el trabajo. El 84,4% de los trabajadores encuestados contestó que una mayor racionalización de horarios y/o la opción de teletrabajar les harían más felices.

Estos estudios, lejos de ser banales, resultan decisivos para las políticas de recursos humanos de las empresas, pues influyen directamente en el rendimiento. Y es que un empleado feliz es un empleado más productivo, como afirmaron hasta un 97,7% de los encuestados por Adecco.