La huella ecológica es el impacto que produce cada persona sobre el medio ambiente debido a la cantidad de recursos que consume, los residuos que produce y la capacidad de la Tierra para regenerarlos. Se trata de un indicador de deterioro medioambiental y es cada vez más urgente reducirla en beneficio de un planeta más saludable.

En casa ya están bastante interiorizadas las formas en las que puede reducir este efecto a través del ahorro energético o el reciclado pero, ¿se hace lo mismo en la oficina? Estos son algunos consejos para cuidar del medioambiente en el lugar de trabajo.

Ir en bicicleta o transporte ecológico

Los beneficios del uso de la bicicleta son múltiples. Además de ser un medio de transporte limpio por no emitir gases contaminantes ayuda a cumplir con la cuota diaria de ejercicio físico saludable, no depende de incidencias y averías en los transportes, es un medio de transporte no invasivo, ocupa poco espacio y tiene una gran aceptación social.

Pero si tus circunstancias no te lo permiten, puedes optar por hacer un uso responsable del coche, compartiendo con compañeros la ruta y reduciendo así el número de coches en carretera. El transporte público es otra forma de llegar al trabajo de una forma más ecológica. Puedes aprovechar para leer, estar informado de la actualidad o ver tu serie favorita.

Ser ecofriendly en la oficina

Beber agua del grifo

Seguro que estás al tanto de que hay una isla de plástico que está flotando en el medio del océano. Es el producto de la acumulación de plásticos que llegan al mar. Conforme a los datos facilitados por Greenpeace cada año llegan al mar el equivalente a 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel en plástico.

Puede que pienses que estamos reciclando todo el plástico que se usa pero, según la misma organización, en España solo se recicla el 30% de los plásticos. Toca poner en marcha las tres R: reducir, reutilizar, reciclar, en este orden. No en todas las comunidades se puede beber agua del grifo pero sí en la gran mayoría. Abre la llave del grifo y no compres botellines de agua.

Reducir el consumo de papel y tinta

Muchas oficinas ya lo hacen, evitan al máximo el papel. Compartir documentos y editarlos digitalmente produce un impacto mucho menor sobre los recursos naturales. En cambio, en la elaboración del papel, además de la tala de árboles que contribuye a la deforestación de los bosques, su producción conlleva una gran cantidad de agua y vertidos tóxicos a los ríos y mares por el blanqueamiento del material. Si no te queda más remedio que emplear papel, imprime utilizando las dos caras y en baja calidad.

Pide en tu empresa que se emplee papel reciclado y tinta ecológica. El polvo de tóner está compuesto por materiales pesados, por lo que, además de que entrar en contacto directo con este producto puede ser peligroso para la salud, se contribuye a la contaminación del agua debido a los dañinos residuos que libera. Ten en cuenta que no deben tirarse a la basura normal si no que hay que deshacerse de ellos a través del fabricante.

Aprovechar la luz solar

La reducción o el buen aprovechamiento de fuentes de energía limpias como la luz solar es una de las acciones más sencillas que podemos hacer por el medio ambiente. Hoy por hoy la generación de energía eléctrica supone un importante deterioro medioambiental porque es dependiente todavía en gran medida de los combustibles fósiles.

En la utilización de estas fuentes de energía se originan una gran cantidad de residuos que contaminan el aire. En la oficina evita el encendido innecesario de luces, haz un uso adecuado del sistema de climatización, aprovecha los ascensores con el máximo número de personas y, si puedes, utiliza las escaleras. Tu corazón también te lo agradecerá.

Recicla

Pide en tu oficina contenedores diferenciados para separar y clasificar los deshechos que se producen durante la jornada laboral.  Además de hacerlo tú, trata de concienciar a tus compañeros sobre la importancia del reciclado de todo el material que se utiliza. Separar los residuos en aquellos que son orgánicos, los envases, el vidrio y el papel contribuye a un mejor aprovechamiento y reutilización de las cosas que se usan.

Cuidar del entorno y concienciarse sobre el consumo de recursos y la reducción de la emisión de residuos ayuda a hacer un planeta sostenible. Hazte responsable de esto allá donde vayas, en casa, de vacaciones o en tu lugar de trabajo.