En un proceso de selección, la entrevista personal es una de las fases más decisivas para el reclutamiento de un trabajador, ya que permite al candidato dar muestra de todas sus capacidades y virtudes profesionales.

Ante la importancia de un momento así, los especialistas en Recursos Humanos tienen muy claro cuáles son los errores inaceptables en un candidato, errores que sea cual sea el puesto al que se opte son determinantes para saber tanto el grado de implicación que el profesional puede llegar a tener con la empresa como su interés por el puesto.

La guía “El Arte de Buscar Empleo”, editada por Infoempleo.com, identifica los seis errores que, según los expertos, más cometen los profesionales en una entrevista de trabajo:

1. Llegar tarde: Es una falta de respeto hacia el entrevistador y revela cierta falta de interés del profesional hacia el trabajo.

2. No cuidar la imagen: El aspecto de una persona dice mucho de su manera de ser, lo que se puede ver reflejado en su forma de trabajar.

3. Hablar demasiado: Una persona muy habladora puede parecer poco discreta o dar la impresión de que esconde cierta inseguridad o miedo al silencio.

4. Dar excesiva importancia al aspecto salarial: Es el entrevistador quien debe sacar el tema. De hecho, uno de los errores más frecuentes de los entrevistados suele ser manifestar que la motivación por el puesto de trabajo es económica.

5. Mentir en el currículum: Es frecuente que el profesional hinche su CV, pero se trata de una práctica que puede llegar a poner en un verdadero aprieto al candidato.

6. Descalificar a antiguos compañeros de trabajo: Es un rasgo imprudente que puede dar pie a que el entrevistador piense que el candidato es una persona conflictiva.

Este tipo de actitudes son consideradas inaceptables por parte de los entrevistadores, ya que pueden incluso denotar ciertas incapacidades profesionales en aquellos candidatos que las revelan.

La primera impresión en una entrevista de trabajo es definitiva, y frente a quienes cometan estos errores, en un proceso de selección siempre serán mejor valorados aquellos candidatos sinceros, discretos y que estén al tanto de la trayectoria de compañía en la que desean trabajar.