En el inicio del año nos ha parecido interesante recoger algunos datos sobre las perspectivas en cuanto al empleo para los próximos meses. En un escenario en el que el crecimiento del empleo parece haber iniciado una desaceleración (las últimas cifras de paro registrado, diciembre de 2019, indican que el ritmo de descenso interanual se ha frenado: un 1,21% frente al 6,17% en la misma fecha del año pasado) algunos estudios analizan qué sectores y actividades van a ofrecer más oportunidades de encontrar empleo en 2020.

Empezamos por el pronóstico que hace la multinacional especializada en estrategia de talento, Manpower en su informe El futuro del empleo (2018). Esta investigación lanza una prospección hasta 2026 en la que se afirma que, de los 2,6 millones de nuevos empleos que se crearán en los próximos seis años, 1,2 millones corresponderán a los trabajos relacionados con la sanidad y servicios sociales, industria, comercio y servicios a las empresas.

Servicios, Turismo y Hostelería los que ofrecen más vacantes

En 2018 la oferta de empleo en el sector servicios se llevó el 55,8% de las vacantes. Turismo y hostelería supuso un 13,2 % de todo el sector terciario (cifra que se vio incrementadó en un 1,16% respecto al año anterior) y comercio un 8,2%, como señaló el último Informe Infoempleo.

Es la actividad que mayor número de puestos oferta, pero también la que peor paga y una en donde más irregularidades se producen en las condiciones laborales. Abunda en este sector la baja cualificación, una deficiente estabilidad y alta estacionalidad, esto es, los ingredientes del empleo precario.

Mayor nivel de contratación, pero con grandes diferencias salariales

Así lo confirman los datos recogidos por la Encuesta Anual de Estructura Salarial (2018) que elabora el INE. Las profesiones que menos dinero ganaron pertenecen a la rama de hostelería, con una media de 14.540, 14 euros anuales. La media del total de profesiones estuvo en 23.646,50 euros.

Dentro del sector servicios se encuentran una serie de empleos en auge. Según el Informe de prospección y detección de necesidades formativas del mercado de empleo (2019) publicado por el SEPE, los empleos con mejores perspectivas  de contratación se encuentran polarizados entre los de menor cualificación como son los relacionados con la hostelería, el almacenamiento o el transporte y los de alta especialización, en especial los relacionados con las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) como informática, y otros como las consultorías para empresas, arquitectura, ingeniería. Se espera también un incremento en el sector público, en concreto en las áreas de educación y sanidad.

Sectores en los que podrás encontrar empleo en 2020

Energía y medio ambiente, los sectores con mejor proyección

Cuatro actividades serán las que, previsiblemente, obtengan aproximadamente la mitad de las contrataciones, es decir, 1,1 millones de los 2,6 millones de empleo previstos, según Manpower. Las actividades donde crecerá el empleo cualificado serán derecho, ciencias, salud y las TIC. El estudio calcula que aproximadamente 560.000 serán los profesionales especializados y el resto lo integrarán personal de apoyo a estas especialidades.

Si la encuesta del INE señalaba el empleo en hostelería como el peor pagado, en el lado opuesto de la tabla se encuentran las profesiones relacionadas con las energías como Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (con 52.014,79 euros anuales) cuya media de salarios se coloca en la más sustanciosa del mercado laboral en España.

A estas actividades propias del sector industrial se añaden con buenas perspectivas de empleo y salario la gestión de residuos o la de reparación e instalación de maquinaria en las que se señala un despunte en la contratación. Previsiblemente, irá en aumento en los próximos años.

El deterioro medioambiental tendrá, paradójicamente, efectos positivos sobre el empleo. Los procesos de descarbonización y los relacionados con el desarrollo de las energías renovables y, en general, la economía verde generará nuevos puestos que serán cada vez más necesarios con el paso de los años. La formación en estas áreas será una garantía de empleo.

Formación para los trabajos del futuro

Una preocupación planea en todos los análisis sobre empleo y es la carencia de determinadas habilidades fundamentales para los nuevos retos que deben afrontar las empresas. Se calcula que dos millones de puestos de trabajo se quedarán vacantes en Europa porque no se encuentra a nadie que pueda desempeñarlos debido a una falta de formación específica.