El uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación es imparable y se han ido incorporado a la vida cotidiana de empresas, administración o ciudadanos. Podemos decir que estamos en un mundo ‘hiperconectado’. Por hablar de algunos datos, según la última encuesta del INE sobre el uso de las TIC en los hogares españoles, el 74,4% dispone de conexión a Internet. En contrapartida, el número de riesgos y amenazas para la seguridad de los usuarios también ha aumentado considerablemente.

La cuestión de la seguridad en internet es algo que cada vez preocupa más a la sociedad. Y es que se estima que hay alrededor de 150.000 virus informáticos en circulación y el mismo número de ordenadores infectados. Además, un estudio de Symantec estima que las víctimas de la ciberdelincuencia pierden alrededor de 290.000 millones de euros al año; y un estudio de McAfee cifra los beneficios de la ciberdelincuencia en 750.000 millones de euros anuales.

El Eurobarómetro sobre ciberseguridad de 2012 reveló que el 38% de los usuarios ha modificado su comportamiento debido a la preocupación por la ciberseguridad, el 18% se inclina menos por comprar en línea o el 15% se muestra más reacio a utilizar la banca electrónica.

Ante estos datos, no sorprende que la Unión Europea haya desarrollado una política de ciberseguridad con el objetivo de proteger a los usuarios y a las redes de comunicación frente a posibles ataques. O que el Gobierno aprobara en 2013 una Estrategia de Ciberseguridad Nacional para responder a amenazas que puedan afectar a la seguridad nacional.

Con este panorama, la demanda de profesionales especialistas en ciberseguridad se ha disparado y se calcula que sólo en este 2014 harán falta más de un millón de profesionales en este sector a nivel mundial, según datos de CISCO. Cada vez se necesitan más expertos en seguridad informática y cuesta mucho encontrarlos. Tal y como revela un estudio de la compañía española de seguridad informática S21Sec, España sufre un déficit importante de especialistas preparados para prevenir y gestionar estos riesgos virtuales.

Para paliar este déficit de profesionales cada vez se ofrece más formación en el creciente sector de la ciberseguridad. Es el caso de la UPC School, que junto a inLab FIB han desarrollado el Máster en Cibersecurity Management, donde los alumnos tendrán la oportunidad de aprender las metodologías y técnicas necesarias para gestionar, planificar, diseñar e implementar los procedimientos necesarios para optimizar la seguridad.

Otros masters especializados en ciberseguridad:

>> Máster en Ciberseguridad UCAV-Deloitte

>> Máster en Ciberseguridad de La Salle

>> Máster Universitario en Ciberseguridad de la Universidad Carlos III de Madrid

>> Máster en Gobierno de la ciberseguridad de la Universidad Politécnica de Madrid

>> Máster Indra en ciberseguridad de U-tad

>> Especialización en Ciberseguridad Industrial de la Universidad de Alcalá