La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que para alcanzar el tercero de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados en Paris en el 2015, que consiste en garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades, se necesitarán nueve millones más de enfermeras. La fecha límite es el 2030.

La importancia de la profesión enfermera y su impacto sobre la salud de la población es fundamental. Las enfermeras y matronas es el colectivo, dentro de los sanitarios, que disfruta de una mayor cercanía a las personas en las comunidades a las que asiste. Su papel es esencial para garantizar un buen nivel de salud de la sociedad, puesto que entre sus cometidos se encuentran la promoción de la salud, la prevención, la asistencia y tratamiento de enfermedades.

Estas labores van a ser esenciales en los años venideros debido al aumento del envejecimiento en la población (tenemos 11,3 millones de personas mayores de 64 años) y la cronificación de las enfermedades. Con el fin de dar visibilidad a la profesión la OMS ha declarado el año 2020 el Año del Personal de Enfermería y Partería.

La profesión enfermera en España

Según las Estadísticas Sanitarias Mundiales OMS 2018, que recoge el Consejo General de Enfermería, España tiene 300.000 enfermeras, lo que supone una ratio de 5,2 enfermeras por cada 1.000 habitantes. Es esta una cifra muy inferior a la media de la UE que dispone de 8,52 enfermeras por cada 1.000 habitantes. Por comparar, el número de médicos por habitante (3,87 por cada 1000) supera la media de la UE y la ratio de enfermera por médico por cada 1000 es de (1,38) frente a la media de la UE 2,5. Esto califica a España como un país excesivamente medicalizado.

El Consejo considera necesaria la incorporación en 2020 de 130.000 enfermeros más para alcanzar, al menos, la media europea.

En cuanto a las condiciones laborales, la profesión enfermera adolece de una temporalidad que ha ido creciendo desde 2014. Además, la tasa de paro afecta en mayor medida a las enfermeras que a otros sanitarios, por ejemplo, a los médicos. En marzo del 2019 el paro entre médicos era de menos del 1% y el de enfermeras cercana al 3%.

Formación-sanitaria-especializada-para-enfermeras

Formación especializada

En España se reconocen siete especialidades dentro de la enfermería: Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona), Enfermería de Salud Mental, Enfermería del Trabajo, Enfermería Geriátrica, Enfermería de Cuidados Médico-Quirúrgicos, Enfermería Familiar y Comunitaria y Enfermería Pediátrica.

Al estar las competencias en Sanidad transferidas a las comunidades autónomas la implantación de las especialidades en enfermería es desigual en todo el territorio.

Desde algunas organizaciones del sector se reclama su plena integración lo que implicaría una mejor calidad sanitaria. La única especialidad que está completamente incorporada en todas las comunidades es la de matrona.

Cómo formarse para ser enfermera y matrona

Si estás pensando en formarte como enfermera generalista puedes hacerlo obteniendo un grado en enfermería. Si, además, quieres especializarte deberás obtener el título de enfermero especialista para ejercer. Una de estas especialidades sería la de matrona, para la que también necesitarías formación específica.