Llevas tiempo madurando la idea, quieres mejorar tus oportunidades laborales en el extranjero y te llama la atención España, bien porque hablan el mismo idioma que tú, bien porque es un país del que estás enamorado o bien porque tu profesión tiene más demanda en esta región. Hemos preparado una pequeña guía en cinco pasos para que vayas organizándolo todo.

1. El permiso de residencia y trabajo y la TIE

Para trabajar en España, como en tantos otros países, se requiere un visado. Si tu intención es quedarte por un tiempo superior a los 90 días (no tienen por qué ser consecutivos), debes tramitarlo. En función de tu país y de los acuerdos que haya establecido con España, puede que te toque tramitar antes el visado de corta duración (visado Schengen).

Hay varios tipos de visado o de permiso (de estudios, de trabajo, de residencia y de tránsito) y cada uno requiere cumplir una serie de condiciones. Para cualquiera que solicites, tu pasaporte debe estar en regla en el momento de la solicitud.

Para trabajar te pedirán el permiso de residencia y trabajo. Debes tramitarlo a través del Consulado General de España en tu país. Si te conceden el permiso, será con respecto a un ámbito geográfico concreto y a una ocupación determinada. Te valdrá para un año, pero cuando venza se puede prorrogar.

Cuando tengas el visado de residencia y trabajo, deberás solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) en la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de la región en la que te encuentres.

2. El NIE y el número de la Seguridad Social

El número de identidad extranjero (NIE) es el número que te identificará como extranjero residente. Lo puedes solicitar en la Dirección General de la Policía, si te encuentras ya en España en situación regular, o bien a través de la oficina consular de España en tu país.

Otro documento que debes conocer es el número de afiliación a la Seguridad Social. Se requiere estar dado de alta en la Seguridad Social para realizar un contrato de trabajo. Puedes realizar este trámite en una oficina de la Tesorería de la Seguridad Social, pero es conveniente que te informes sobre condiciones y requisitos en la web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

3. La sanidad en España

En España el Sistema Nacional de Salud (SNS) da cobertura pública a los afiliados a la Seguridad Social. La sanidad en España es una competencia que se gestiona a través de las comunidades autónomas, no hay un único órgano en el que se centralice toda la gestión. Por este motivo, cuando estés en España es recomendable que acudas al centro de salud más cercano. Te informarán sobre cómo tramitar la Tarjeta Sanitaria Individual.

Si tu país pertenece a la Unión Europea o tiene un convenio bilateral con España, como en el caso de Marruecos, Túnez, Perú, Brasil o Chile, para recibir atención sanitaria es suficiente con que presentes la Tarjeta Sanitaria Europea o el certificado de derecho a la asistencia sanitaria que te corresponda en función de tu situación particular.

4. Cuestiones prácticas

Uno de los primeros pasos que debes hacer nada más llegar a España es empadronarte, es decir, inscribirte en el Padrón, lo que te acredita como vecino del municipio donde residas. Para ello necesitas establecer un domicilio. No es necesario que sea de tu propiedad, puede ser alquilado o la casa de tus familiares, si es donde te vas a quedar a vivir. Este trámite se lleva a cabo en el ayuntamiento que te corresponda.

A la hora de alquilar un piso, es muy posible que te soliciten un aval que demuestre que podrás hacer frente al pago del alquiler. Lo habitual es que te pidan la última nómina de tu trabajo. También es frecuente que te pidan un mes por adelantado en concepto de fianza. Cuando cambies de domicilio, te devolverán la fianza si el sitio se encuentra en las condiciones acordadas cuando se firmó el contrato. Otra posibilidad es alquilar una habitación en un piso compartido. En este caso, los requisitos se reducen.

Abrir una cuenta bancaria es otra de las primeras tareas que debes llevar a cabo en cuanto llegues. Si eres resiente, te pedirán el NIE y, si no lo eres, deberás presentar un certificado de no residencia, que se solicita en una comisaría de Policía Nacional.

5. Información de interés en la Red

Por último, estos son algunos enlaces que pueden resultarte muy útiles: