Este año puedes comenzar con un buen propósito, dar un giro a tu carrera y convertirte en un talento especialmente atractivo. Te damos unos cuantos consejos para culminar tu objetivo y encontrar el puesto que deseas. En tu viaje necesitarás buenas compañeras de fatigas: constancia, determinación e intuición. Lourdes Muro, técnica en orientación laboral, aconseja tener claro lo que quieres y a dónde quieres llegar. “Márcate objetivos específicos y alcanzables. No tengas miedo a cambiar y a afrontar nuevos retos. Toma decisiones para avanzar, sabiendo que tendrás que asumir todas las consecuencias. Si no funciona la decisión que has tomado siempre podrás tomar otra decisión”.

Cómo encontrar o retomar el camino

Tanto si tienes muy claro a dónde se dirigen tus pasos como si has perdido un poco el norte, estos pasos te guiarán en el proceso. Consigue convertir tu candidatura en un talento deseable:

  • A la última en tu sector. Conocer tu sector profesional a fondo te proporcionará una visión de conjunto muy provechosa. Es importante que determines las empresas modelo, los profesionales que se han convertido en referentes, los avances técnicos y las metodologías y protocolos que se están implantando. A partir de este análisis puedes definir tus fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades. Esta será la rosa de los vientos que guiará tu camino.
  • Ampliar tu red de contactos. La gran parte de las vacantes no llegan a publicarse. Se cubren entre contactos conocidos. Que no tengas un padrino en la empresa en la que te gustaría trabajar no debe conducirte a tirar la toalla. Hay varios lugares donde puedes hacer contactos profesionales.
  • Reforzar tu perfil. Repasa cada texto o documento donde reflejes tu trayectoria profesional. Desde la elaboración de tu CV hasta la creación de tu marca personal. En palabras de Lourdes Muro, tener un blog o web propia, puede ser de gran ayuda. Además, ten en cuenta que todo debe mantener una coherencia que destile tu esencia. Aprovecha cada medio para publicar información complementaria. No es necesario que cuentes todo en cada red social en la que interactúes, perfil que actualices, CV que envíes o portfolio que amplíes. Puedes animar a encontrar más información sobre ti remitiendo desde un medio a otro más adecuado.
  • Consolidar competencias. Si quieres adquirir competencias que te lleven a mejorar tu perfil profesional, selecciona con cuidado la formación. Los cursos profesionales son más específicos y suelen impartirse en menos horas. Te pueden proporcionar contacto directo con profesionales de tu sector. Las titulaciones oficiales suelen ocupar periodos de tiempo más largos y los conceptos que se imparten son más generales. Su gran ventaja es que te conceden la acreditación que a veces se requiere para determinados puestos. Muro recuerda la importancia de reciclarte y realizar un aprendizaje continuo. Recuerda también que puedes especializarte en alguna área específica de tu profesión, si se da el caso.

Giro profesional

Hazte con el equipamiento apropiado

Intuición

La intuición no es un arte adivinatoria. Nace de la observación y de la capacidad de hacer predicciones a partir de lo que has visto. Estas predicciones no son más que conclusiones. Hay personas intuitivas que no saben describir el proceso que les ha llevado a anticipar algo, pero lo han seguido. La intuición se puede trabajar. Hay que estar muy atento a los antecedentes y analizar patrones comunes que se pueden repetir en circunstancias similares. Si eres capaz de detectar los signos precedentes, lograrás predecir tendencias, acontecimientos, relaciones…

Determinación

Es posible que la determinación dependa en gran medida de la seguridad en uno mismo. Esto, indudablemente, ayuda a mantenerte en tus trece. Sin embargo, si realmente tienes un propósito firme, anímate a intentarlo aunque no confíes plenamente en que lo lograrás. En cuanto hayas andado los primeros pasos, los siguientes te costarán mucho menos y los logros irán afianzando el camino. Por otro lado, del proceso siempre se aprende algo positivo. Lo que en principio has considerado como un fracaso, puede ser precisamente el peldaño que te lleve a alcanzar tus verdaderas metas.

Constancia

Esta cualidad es el verdadero secreto para conseguir trazar el camino que te has propuesto. Puede que sufras altibajos, pero si no abandonas y mantienes un trabajo constante, multiplicas exponencialmente las posibilidades de alcanzar tus objetivos. No se trata de ganar la carrera a ritmo de sprint. Reparte las fuerzas y los recursos en el tiempo para no llevarlos hasta el agotamiento demasiado pronto. Un día tras otro, paso a paso, conseguirás ir completando tramos. Cuando eches la vista atrás, te sorprenderás del avance.

Por último y muy importante según nos explica esta orientadora laboral es que te visualices e imagines cómo quieres verte dentro de cinco años. ¡Confía en lo buen profesional que eres y puedes llegar a ser!