La identidad digital es un elemento clave en el proceso de búsqueda y mejora del empleo. Cada vez son menos los que se resisten a construir una réplica del CV en el entorno digital mejorándolo con una muestra de habilidades y conocimientos en las redes sociales. Por el otro lado, el de la gestión del talento, cada vez es más habitual la consulta de información adicional en redes sociales sobre  los candidatos que ayuden a tomar una decisión a la hora de contratar.

Desde hace cinco ediciones Infoempleo en colaboración con Adecco se encargan de analizar el comportamiento en redes sociales tanto de los candidatos como de las empresas y cómo se establece esa relación modificando los comportamientos de unos y de otras. Estas son algunas de las conclusiones de la V Edición del Informe Infoempleo-Adecco sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España que señalan la importancia de construir una buena marca personal en online.

Seguidores de una marca para conocer sus ofertas de empleo

El uso generalizado de las redes sociales como herramienta de trabajo en los departamentos de recursos humanos obliga, en cierto modo, a que se cuide mucho más la huella que deja la marca personal en internet.

Cuatro de cada diez usuarios afirman que entre sus primeros motivos están los de tipo profesional para tener un perfil en redes sociales. En este sentido, cuando un usuario se pone a seguir a una marca le motiva principalmente estar informado sobre las ofertas de empleo que lanza (73%). Aún así, recurren de forma prioritaria (85%) a los portales de empleo para conocer vacantes. En cuanto a la oportunidad de conseguir un puesto o mejorar el que ya tienen  a través de los social media, un 47% de los profesionales reconoce que han sido contactados mediante estas plataformas aunque de éstos solo un 24% consiguió que se materializara la oferta.

Marca personal

¿Qué buscan las empresas en los perfiles sociales de los candidatos?

No en todas las categorías profesionales y áreas se buscan candidatos a través de estos medios. Los puestos técnicos y los empleados se exploran en mayor medida que la dirección o mandos intermedios. Sobre todo en el área de comercial y ventas (53%), seguido de tecnología e informática (35%).

El inconveniente que ven las empresas a la hora de usar las redes sociales para el reclutamiento se encuentra en la creencia de que los candidatos no dan a sus redes un uso lo suficientemente profesional. Así lo cree el 35% de los encuestados. Está opinión puede estar fundamentada en los datos sobre el empleo que los candidatos dan a sus redes sociales  a nivel profesional. Según el informe las utilizan básicamente para enviar o mostrar el CV (75%). El 53% las usa además para construir una red de contactos profesionales y el 48% para tener información actualizada sobre su sector.

El 73% de los reclutadores centra su interés en la trayectoria profesional que se muestra en los perfiles en redes sociales. Un nada desdeñable 53% lo hace de habilidades y aptitudes específicas. El 38% se fija en los años de experiencia en el puesto. Esto da cuenta de la importancia de mantener los perfiles libres de información que puede jugar en tu contra. Un 33% ha rechazado a un candidato por su actividad en redes sociales. Ya existen aplicaciones que recorren tus perfiles a la búsqueda de información inadecuada que pueda suponer un descarte en un proceso de selección.

Son muchos menos los que dirían en las redes que buscan trabajo

La huella digital de un candidato se consulta preferentemente antes de la entrevista (46%). El 29%  de los nethunters echa un vistazo una vez finalizada la entrevista, tras conocer al aspirante. Las redes más consultadas sobre los candidatos son LinkedIn en primer lugar (72%)  y Facebook en segundo (68%). El principal motivo por el que se rechazaría una candidatura después de consultar los perfiles sociales del postulante sería el hallazgo de contenido que hiciera apología de cualquier tipo de violencia o discriminación (60%). El descubrimiento de información que contradice lo aportado en el CV sería motivo de rechazo en el 58% para los consultados.

Pese a que el “noviazgo entre redes y candidatos”, en palabras de Iria Vázquez, Directora de Servicio y Calidad de Adecco, parece que se fortalece hay un dato llamativo en este último informe. Hacer público en redes sociales que se está a la búsqueda o mejora de empleo ha desanimado a hacerlo a un 29%  de los encuestados respecto al 2015. Solo el 46% (en 2015 lo afirmaba el 75%) ofrecería esa información en sus perfiles públicos.

Todo apunta a que existe una mayor concienciación sobre la privacidad, motivo principal por el que se rehusaría publicar esta información. Además Jorge Guelbenzu, Director General de Infoempleo.com, habla de un cierto “cansancio” de las redes sociales en el que 6 de cada 10 usuarios han adoptado una actitud pasiva, es decir leen más que publican contenido o comentan. Parece que la euforia remite y se establece un comportamiento más normalizado.

Marca personal en redes sociales