Los organismos internacionales de  como el FMI (Fondo Monetario Internacional), o la Comisión Europea o la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) señalan la mejoría en tiempo record de las cifras macroeconómicas de nuestro país. A pesar de ello, los efectos devastadores que ha tenido la crisis sobre la población y la dureza de las medidas para combatirla hace que se señalen los puntos que necesitan una mejora y se quieran proponer soluciones para seguir avanzando.

En el estudio de la OCDE, Reformas para un crecimiento inclusivo 2017, se  apuntan los principales problemas y propuestas para hacerles frente.

1.- Reducir el desempleo

Jóvenes entre 15 y 24 años y los parados de larga duración son los colectivos para los que la recuperación de la economía todavía  no ha calado con la fuerza necesaria. El paro entre los jóvenes fue del 42% en el 2016 (datos que se recogen para el informe de diversas fuentes oficiales) y entre los parados de larga duración, aquellas personas que llevan más de un año sin trabajar,  del 48%.

Las medidas que se recomiendan desde este organismo internacional que aglutina a 35 países y que se ocupa de elaborar medidas que ayuden al crecimiento económico de sus socios, pasan por el aumento del gasto en políticas activas de empleo. Se recomienda:

  • Aumento de los recursos en los servicios de empleo, como por ejemplo el incrementando del número de trabajadores dedicados a la gestión del desempleo.
  • Mejorar las estrategias a través de la creación de perfiles de los desempleados. Esto implica que se apueste por una mayor especialización de los servicios para desempleados a través de la contratación de consultorías.
  • Fusionar los servicios sociales con los de empleo.
  • Incentivar la contratación indefinida. Para conseguirlo se recomienda reducir las aportaciones que hacen las empresas a la seguridad sociales de los trabajadores con salarios más bajos y con contratos indefinidos.
  • Mayor presencia de colectivos empresariales en la prórroga de los convenios colectivos.

Recomendaciones de la OCDE para resolver la situación laboral

2.- Mejora de las habilidades

El estudio concluye que se deben producir mejoras en las competencias de los trabajadores españoles para el mercado laboral. Tomando como referencia los datos del Informe PISA 2015, se señala que España está por debajo de la media de la OCDE en rendimiento escolar en Matemáticas y además que existe una gran desigualdad entre regiones. Además la tasa de abandono escolar temprano es la más alta de la UE con un 20%, siendo la media de la Unión Europea de un 11%.

En definitiva el nivel educativo en España es bajo. El tanto por ciento de la población entre 25 y 64 años que ha acabado sus estudios en educación secundaria superior (Bachillerato y FP), con un 58%, está por debajo de la media de la OCDE que alcanza el 78%.

Las soluciones que se proponen desde este organismo económico para reducir los efectos de esta baja cualificación sobre la economía son los siguientes:

  • Mejorar la formación del profesorado desde las universidades y en los centros de trabajo.
  • Modernización de la enseñanza y adecuación de las competencias que se adquieran al mercado laboral. Impulso de la FP Dual.
  • Potenciar el aprendizaje a lo largo de la vida a través de programas de formación para adultos.

Otra serie de problemas que se apuntan son el incremento de la pobreza con la crisis y que se perpetúa en el tiempo, en concreto de la pobreza infantil. Se sugiere que se empleen mayores recursos dirigidos a estas personas.

Otro problema acuciante es la baja productividad motivada por la escasa de innovación empresarial y la poca inversión en capital de riesgo.

Para poder dedicar más recursos a resolver estos problemas se recomienda que la capacidad recaudatoria del estado se aumente a través de los impuestos medioambientales o a recapacitar sobre los productos que se benefician del IVA reducido y que consideran que deberían ser menos.

Inscríbete en Infoempleo y encuentra las mejores ofertas