Las dinámicas de grupo se utilizan con diferentes objetivos: conocer la opinión sobre un producto o sus principales pegas, tomar una decisión en común o poner de manifiesto, como si de un laboratorio se tratara, determinadas habilidades de un grupo de individuos interaccionando entre sí.

La dinámica de grupo en un proceso de selección permite conocer determinadas actitudes, comportamientos y habilidades deseables para el puesto entre los candidatos. Se procurará que afloren estas cualidades creando una situación ficticia que tendrán que resolver. El objetivo es dar con alguna pista más sobre las características psicológicas de un candidato.

Saber poner en valor tus cualidades

Por lo tanto no puede decirse de una dinámica que se ha acertado o no más allá de intentar reforzar aquellas características personales que sabemos que son valiosas para un puesto de trabajo. Se hará bien si se sabe poner en valor lo que se tiene y no se trata de fingir lo que no se es.

Por ejemplo, si eres una persona organizada y metódica pero te cuesta tomar decisiones, en una dinámica de grupo sería interesante poner en valor esta cualidad y no tratar de parecer una persona decidida ya que se perderá la oportunidad de que se vea esta aptitud y que sea lo que, en verdad, están buscando.

Salir airoso de una dinámica de grupo

Las dinámicas de grupo consisten generalmente en un planteamiento de caso. Una situación hipotética que hay que resolver de la mejor manera. Al tratarse de comunicación y toma de decisiones es interesante trabajar la exposición de ideas. Ser claro cuando se habla aunque no se tome la palabra en exceso.

Por otro lado, también es muy importante tener una actitud de escucha que te permita tener el objetivo en el punto de mira y no solamente defender tu postura sin tener en cuenta la de los demás.

Cómo saber si has hecho una buena dinámica

Si tienes la sensación de que has hecho aportaciones a la resolución del problema desde tus conocimientos profesionales sin avasallar, siendo respetuoso con los turnos de palabra, seguramente hayas hecho una buena dinámica. En estas pruebas se valora la interacción con los demás por lo que las conductas que están orientadas al buen funcionamiento del grupo sin actitudes demasiado individualistas, será tenidas en buena consideración.

Si cuentas con buenas habilidades comunicativas serán un punto favorable. En caso de que te cueste procura hacer un sencillo esquema mental de lo que quieres plantear y dilo de una forma organizada y con claridad, no es necesario que se participe mucho pero sí que cada intervención tenga valor.

Pero en la mayoría de las dinámicas de grupo durante los procesos de selección se valoran cualidades como la iniciativa, la capacidad de liderazgo, tener independencia de criterio, autonomía, empatía, ser propositivo, encontrar soluciones creativas, valorar los riesgos y consecuencias, capacidad de persuasión, claridad de ideas y de argumentación o la asertividad.

No puede saberse a ciencia cierta lo que está buscando un seleccionador por lo que lo mejor es conectar con quién eres y no tratar de impostar.

¿Qué son las dinámicas de grupo?

Tipos de dinámicas de grupo

Existen diferentes técnicas dependiendo de cuál sea el objetivo que se persigue. Podrás enfrentarte a alguna de estas:

Foro. En esta técnica los dinamizadores lanzan un tema para debatir que puede tener que ver con un problema hipotético  de la empresa o no tener ninguna relación, un juego, por ejemplo. Cada participante hará la exposición de su punto de vista con la argumentación correspondiente. Organizar las ideas, exponer el discurso con claridad, plantear el argumento de una forma atractiva serán cuestiones muy valoradas. Pero también la sencillez y el sentido común es algo esencial en esta prueba.

Mesa redonda. En esta dinámica se da un paso más. No solo se pide una exposición clara de la opinión si no que hay que llegar a tomar una decisión consensuada o profundizar en un problema. Escuchar el resto de opiniones, el respeto del turno de palabra y la forma de argumentar serán los puntos donde se centrará la evaluación.

Debate. En esta propuesta se plantea un tema que habrá abordar de forma dicotómica: a favor y en contra. El seleccionador puede decidir quién tendrá que defender una postura y quién la contraria. A partir de ese momento hay que encontrar todos los argumentos que favorezcan nuestra propuesta. En  este caso se evaluará la creatividad y lo convincente de la argumentación aunque no se crea firmemente en ella.

Panel. Esta metodología procurará enfrentar un problema desde diferentes aspectos del negocio, léase departamentos, áreas funcionales o incluso jerarquías. Se busca aportar una dimensión global al problema teniendo una perspectiva del conjunto de la empresa.

Tormenta de ideas. Esta técnica busca sacar el máximo de ideas o soluciones a un problema. Sin restricciones, dejar volar la imaginación y la creatividad sin censura para aportar el mayor número de salidas. Se premiará la aportación con remedios imaginativos y originales pero, obviamente que resulten solventes. Es interesante tener cierto control emocional para que la dinámica no te arrastre y digas algo inconveniente. Recuerda que no todavía no te conocen.

Otro tipo de ejercicio para resolver en grupo algo más estructurado son los

Rol playing. En este caso, los seleccionadores plantearían un hipotético escenario de crisis en la empresa. Se te asignaría un rol y tendrías que actuar bajo ese perfil, con las herramientas y características del puesto asignado. Habrá que sacar provecho de las ventajas y minimizar las limitaciones.

In basket. En esta prueba se propone al candidato un supuesto que debe resolver con sus conocimientos y competencias. Se pone en valor el bagaje profesional, los conocimientos adquiridos y cuestiones como la orientación a resultados o al cliente.

Este tipo de técnicas suponen una mayor inversión en recursos por lo que cuando se deciden poner en práctica suele ser para puestos en los que es crítico seleccionar una persona con determinadas características psicológicas o actitudes. Ser natural, reforzando virtudes será la mejor forma de afrontar estas pruebas.