El principal objetivo de un experto en SEO (Search Engine Optimitation) es que la página del cliente o de la empresa para la que está trabajando aparezca entre las diez primeras entradas de la página uno de Google. Las acciones que se planifican para posicionar en el buscador pueden ser orgánicas, de esto se encarga el SEO, o pagadas y para eso están las acciones SEM, el marketing de pago.

Menos de una década de SEO

Los profesionales del SEO han ido aumentando a medida que Google se consolidaba como el buscador por excelencia. Comenzaron a programar estrategias para los antiguos buscadores como Ozú, Altavista, Terra.

La formación de estos pioneros era mayoritariamente de técnicos o ingenieros informáticos, por lo que tuvieron que aprender marketing sobre la marcha. Así  lo cuenta Miguel López, director de MOV Marketing y Director del Congreso SEO Profesional.

Este experto en SEO resume el recorrido que hace un profesional del posicionamiento en tres momentos: Inicialmente el camino empieza por la adquisición de conocimientos básicos y de algún dinero gracias a un aprendizaje de forma autodidacta durante uno o dos años. Es lo que se llama “agente libre”. Superado este período inicial, lo lógico es empezar a ofrecer estos servicios a empresas durante dos o tres años como “freelance”. Este tiempo se suele aprovechar para ampliar los conocimientos sobre el algoritmo, y el perfil profesional pasa a ser más generalista. A la vez, se suelen ir adquiriendo conocimientos de otras especialidades relacionadas como la analítica web o los social media.

El culmen profesional llega cuando se tiene una gran experiencia acumulada y se puede pasar a formar parte de la plantilla de un departamento de marketing en una gran empresa o montarse una propia. Es lo que llama un “profesional de agencia”

En permanente actualización de conocimientos

Cuenta Iván Ruiz, fundador de SEOCOM.es, que el experto en SEO exige estar al día de forma permanente sobre las novedades que aparecen, los cambios y las modas. Según sus palabras, “si estás un año sin formarte, estás fuera de mercado, por la gran cantidad de cambios que se producen en este espacio tan corto de tiempo”

Las labores de SEO se han vuelto más complejas. Si antes colocando keywords y enlaces a otras páginas se conseguía de una forma sencilla un buen posicionamiento, la cantidad de áreas que hay que controlar ahora convierte esta labor en algo transversal.

En la actualidad son varios los departamentos que trabajan coordinados para optimizar el posicionamiento de una página. Expertos en usabilidad, desarrolladores de app, analítica web, marketing, redes sociales. Antes una sola persona podía hacerse cargo de esta labor, ahora prácticamente todos los departamentos se implican en mejorar la visibilidad de la marca.

Dos ámbitos dentro del SEO. Técnico y de contenidos

En la misma línea sobre los cambios vertiginosos que agitan al sector fruto del capricho del algoritmo de Google se pronuncia Arturo Marimón, consultor SEO independiente en ArturoMarimon.com. En sus palabras la profesión “evoluciona y cambia con cada cambio de algoritmo de Google, y éste ya supera los 800 cambios al año”. Estas continuas transformaciones del oráculo obedecen a un afán por mejorar la experiencia del usuario.

Se trata de adelantarse a las necesidades de quien está frente a la pantalla entendiendo qué motivación hay detrás de una búsqueda. De esta forma, se intentan ofrecer los mejores resultados e incluso predecir qué se necesitará en el futuro. El profesional SEO está permanentemente atento a estos cambios para construir una página que se adapte a las exigencias de calidad de Google y se premie con máxima visibilidad.

Para Arturo, los profesionales en SEO se agrupan en dos ámbitos. Un sector más técnico que miran continuamente el comportamiento del bot, (la araña que escanea) de Google, y el sector más centrado en el marketing, que hace un aporte extra con contenidos atractivos a través del marketing de contenidos.

Los tres expertos coinciden en las grandes oportunidades de empleo que ofrece esta especialidad. Arturo deja unas entusiastas palabras para finalizar “no conozco a ningún SEO en paro, y eso ya dice mucho”.

¿Quieres formarte para ser un experto en las tripas de Google? Consulta nuestros cursos especializados en SEO.