Trabajadores y empresas comparten espacio y tiempo pero sus intereses son diferentes, cuando no encontrados. La compleja relación entre ambas partes se arbitra mediante lo que se conoce como negociación colectiva, esto es, el proceso en el que se acuerdan las condiciones laborales teniendo en cuenta los derechos de los trabajadores y asegurando las condiciones de calidad productiva para el empresariado.

El texto resultante de este pacto es lo que se llama convenio colectivo. Por lo tanto, los convenios son acuerdos vinculantes para ambas partes que introducen mejoras a lo establecido por el Estatuto de los Trabajadores, la referencia en derecho laboral.

¿Qué tipos de Convenios Colectivos existen?

Pero un convenio colectivo no afecta al total de trabajadores (como sí lo hace el ET). No es un reglamento general si no que es un compromiso cuyos límites quedan fijados las partes que negocian. Puede ser sectorial de ámbito estatal, por ejemplo Convenio de Contact Center, cuya aplicación compete a todas las empresas del estado que realizan la misma actividad (a lo que se denominaría ámbito funcional). Territoriales, es decir, que solo aplica a las empresas de una determinada actividad en una comunidad o provincia concreta, por ejemplo Convenio colectivo de transportes de viajeros por carretera de la provincia de Albacete o de una empresa en concreto, como puede ser el de R Cable y Telecomunicaciones Galicia SAU, que afectaría a todos los trabajadores de esa empresa.

¿Para qué sirven los Convenios Colectivos?

Los convenios colectivos delimitan aspectos que afectan por igual a todos los trabajadores del ámbito de aplicación. En este sentido, la diferencia con un contrato laboral es que las condiciones que se detallan en él son más específicas para el trabajador: duración de la jornada o el tipo de contrato, aunque es habitual que dentro del mismo contrato se haga referencia al convenio (con el formulismo “conforme a convenio” o algo similar).

En el texto resultante de un convenio colectivo se desarrollan las condiciones laborales ampliadas como pueden ser los salarios dependiendo de la categoría, vacaciones, distribución de la jornada, permisos, seguridad, capacitación, medidas de promoción profesional, etc.

¿Qué es y para qué sirve un Convenio Colectivo?

El proceso hasta la firma de un Convenio Colectivo

La toma de decisiones conjunta entre la patronal y los trabajadores se realiza en clave de representatividad, es decir, cada una de las partes elige a quienes van a defender sus intereses en las negociaciones o conflictos. Por parte de la empresa, puede ser el empresario directamente o  una organización empresarial. Por parte de los trabajadores se constituye un Comité de empresa formado por aquellos representantes de trabajadores elegidos mediante  elecciones sindicales. Esto aplicaría en el caso de empresas de más de 50 trabajadores.

Pero no siempre es necesario que medie un sindicato. Si la empresa tiene menos de 50 personas trabajando se podrá elegir un delegado de personal, en representación de todos los trabajadores pero no adscrito a ningún sindicato. En el caso de que la persona que representa a la plantilla sí pertenezca a alguna organización sindical se le denomina delegado sindical.

Finalizado el proceso de negociación se entrega el resultado a la autoridad laboral competente para su revisión. Tras la aceptación será publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado) o de la comunidad autónoma. La vigencia del convenio será la que se acuerde aunque queda sujeta a revisión. Si no es denunciado por ninguna de las partes, el convenio se renovará automáticamente de año en año. Si se impugna dará comienzo un nuevo proceso de pacto.

¿Es obligatorio acogerse al convenio de la empresa?

Sí. Los Convenios Colectivos son la referencia legal inmediata ante la resolución de un conflicto de intereses y son de obligado cumplimiento para ambas partes durante todo el tiempo en el que el convenio esté vigente.

¿Cómo saber cuál es el Convenio Colectivo que se aplica en mi empresa?

Es muy importante que conozcas tus derechos por lo que te recomendamos que tengas acceso al convenio colectivo al que pertenece la empresa en la que trabajas. Los representantes de los trabajadores en las empresas suelen tener los textos de los convenios en formatos de papel y cómodos para consultar. Si el ámbito de aplicación es sectorial es muy probable que los grandes sindicatos, CCOO, UGT, CGT cuelguen en sus páginas los convenios. También puedes encontrar el convenio que aplica para  tu empresa en este enlace. Se trata de un mapa orientativo en el que puedes buscar por categorías dependiendo del código CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) y eligiendo el ámbito de aplicación (estatal, regional, autonómico o de empresa).