Has terminado segundo de la ESO y has perdido la motivación para seguir estudiando. Te gustaría aprender un oficio pero quieres recibir una formación muy práctica, que se centre en enseñarte las habilidades profesionales que te interesan.

El principal objetivo de la FP básica es ayudarte a que no abandones tu formación y reorientarla hacia objetivos que vayan más contigo. La falta de estudios es una de las causas por las que tantos jóvenes se encuentran en el paro. Si te especializas en un campo profesional, tienes más posibilidades de acceder al mercado laboral.

Cuando finalices, tendrás una titulación y, si le has pillado el gusto a los estudios, nada impedirá que los continúes hacia una titulación superior. Es decir, la FP básica no es para malos estudiantes, sino para jóvenes que quieren seguir una camino profesional con la posibilidad siempre de seguir avanzando si lo desean.

Por ejemplo, puedes acceder a un ciclo de FP dual y combinar las horas de formación con prácticas en una empresa, lo que te proporciona la experiencia laboral que luego siempre se requiere para acceder a un puesto. También tendrás acceso a cualquier ciclo de grado medio que te llame la atención.

¿En qué consiste?

Tendrás 2.000 horas de clases. Dicho así, suena a un montón de tiempo, pero en realidad son solo dos cursos.

Cuando termines, estarás en posesión de un título equivalente al que hubieras tenido si hubieses terminado los dos cursos de la ESO que te quedan. Es el título de Técnico Profesional Básico, que se corresponde con un nivel 1 dentro del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.

Para acceder a la FP básica, deberás cumplir los siguientes requisitos:

  • Que tengas entre 15 y 17 años en el momento en el que accedas.
  • Que hayas cursado el primer ciclo de la ESO o bien que hayas cursado hasta segundo de la ESO.
  • Que tus profes les hayan hablado a tus padres o tutores de las ventajas de la FP básica y hayan recomendado oficialmente que la curses.

En cuanto a las asignaturas que tendrás, te en cuenta que estarán mucho más relacionadas con lo que has elegido estudiar, pero eso no quiere decir que no te toque saber nada más de Lengua o de Mates. Hay conocimientos que debes adquirir porque te ayudarán a desenvolverte en la sociedad, así lo considera el currículo oficial. No faltarán Lengua Castellana, Lengua Extranjera, Ciencias Sociales, Lengua Cooficial (si la hay), Matemáticas y Ciencias Aplicadas al Contexto Personal y de Aprendizaje en un Campo Profesional.

Si quieres echar un vistazo a los ciclos formativos que se ofertan, puedes consultarlos en el portal oficial de la FP del Ministerio. También puedes acceder desde nuestro buscador a centros que ofertan estos estudios. Quizá tu próximo trabajo sea montar desde una decoración floral hasta un sistema microinformático.