No hay ningún misterio, ni trampa ni cartón. Trello te puede ayudar a buscar empleo porque es una aplicación de gestión de tareas y proyectos. Si estás buscando trabajo, te proponemos un plan: elige objetivo, diseña una estrategia y llévala a cabo. Durante el proceso, Trello te servirá de mapa para que tengas una visión general y hagas seguimiento de tus tareas, lo que te permitirá alcanzar tus metas.

Definir objetivos y estrategias de tu búsqueda de empleo

Vamos a contar con que has trabajado a fondo sobre la elaboración de tu CV. Lo que resta es definir el objetivo y llevarlo a cabo, tan sencillo como coger papel y lápiz (en esta primera fase, lo analógico sigue siendo lo más efectivo) y anotar el tipo de empresa del que quieres formar parte. Grábalo en tu mente o haz un bonito cartel con estas palabras, van a convertirse en tu mantra durante el tiempo de búsqueda.

Después puedes planificar la estrategia. Lo importante de esta etapa es que detalles bien las tareas asociadas a cada paso. Este podría ser un plan general que luego adaptarías a tus circunstancias:

  • Busca empresas que cumplan con el objetivo que te has marcado. Puedes dividirlas en función de prioridades. Las últimas serán las más alejadas de tus expectativas.
  • Consigue el contacto directo. Para ello puedes realizar distintas actividades. Desde mandar un mail solicitando el contacto directo hasta hacer un seguimiento en redes sociales, por ejemplo.
  • Explora otros medios de contacto. Puedes entrar en los espacios que tengan habilitados para subir tu CV en su web y en portales de búsqueda de empleo, como Infoempleo. Haz un listado de dónde subes tus perfiles para poder actualizarlos todos cuando sea preciso.
  • Asiste a eventos. Principalmente los relacionados con las empresas que forman parte de tus objetivos, aunque también puede ser interesante ir a cualquier feria o encuentro relacionado con el mundo laboral. Confecciona un calendario y no te pierdas ni una sola oportunidad de conocer en persona a tus futuros empleadores.

Gestión de tareas con Trello

Cómo te ayudará Trello a conseguir llevar a cabo tu proyecto

Piensa en Trello como en un tablero con un montón de pósits. Cada pósit es una tarea y, a medida que la realizas, la vas eliminando para dar paso al resto de cometidos. Ahora ve un poco más allá. Imagina que cada tarea puede formar parte de un minitablero que pertenece al tablero general. Así funcionan las listas de Trello. Puedes reunir un número de tareas bajo un concepto más general. Por ejemplo, se puede crear un listado de tareas pendientes y otro de tareas en proceso.

Pero aún se puede ir más allá. No es necesario ceñirse a un solo tablero, puedes crear tantos como necesites. Por ejemplo, el de tareas relacionadas con el contacto con los empleadores y la búqueda directa de empleo, el de promoción y autocandidatura, y el de formación y habilidades que quieres ir adquiriendo. También resulta conveniente tener uno de histórico para mandar allí las tareas una vez las hayas cumplido. De esta forma podrás visualizar el panorama general de lo que llevas hecho.

Volviendo a las tareas (los posit), conviene que sepas que tienen unas cuantas utilidades que los trocitos de papel de colores fosforitos no poseen. Se les puede asignar una etiqueta para remitir a tareas relacionadas, se les puede adjuntar archivos, notas, enlaces, imágenes… ¡y alarmas! Si quieres asignarles plazos, también puedes. De esta manera, se colocarán en el calendario asociado a cada tablero para que no pases por alto ninguna fecha importante. Además, se puede sincronizar con Google Alerts.

Ah, una última cosa sobre Trello. Es muy muy sencillo de usar, puedes arrastrar los elementos de un sitio a otro y crear tareas de una manera muy simple y dinámica. Una vez empieces, verás lo rápido que asciendes en la curva de aprendizaje de la aplicación. Pronto la dominarás.