Aprovechamos el empuje después de la Navidad para fijar 5 propósitos de 2019 para encontrar trabajo y potenciar tu candidatura para las oportunidades laborales que traiga este año. Tanto si tienes trabajo como si quieres cambiar de puesto necesitas trazarte un plan y centrarte en una serie de objetivos. Esta es nuestra propuesta para afrontar el 2019 con un cambio laboral.

Formación

El aprendizaje a lo largo de la vida es un concepto que está implantándose con cada vez con mayor fuerza. Hace referencia a la rápida caducidad de lo que aprendemos. La necesidad de actualización de conocimientos es continua. Como también lo es desterrar antiguos patrones de actuación frente  a retos diferentes con una dimensión que obliga a renovarlos e innovar.

Conocer software, herramientas, aplicaciones es un imperativo para seguir el ritmo de digitalización en la práctica totalidad de los sectores en los que se trabaja. Adquirir las competencias digitales más demandadas revalorizará tu CV. Ampliar conocimientos en edición de vídeo, gestión de tiempo y tareas, de contenidos puede ser interesante para multitud de puestos.

Pero hay clásicos como los idiomas, con el inglés a la cabeza, en el que avanzar con el nivel incrementará el valor del curriculum, ya son un 34,84% (2017) las ofertas de empleo en las que solicitan un idioma y en un 93,7% se trata del inglés. Mira nuestros cursos por si alguno se adapta  a tus objetivos y nivel que tienes previsto alcanzar.

Networking

La asistencia a sesiones de networking te garantiza conocer personalmente a profesionales lo que puede abrir el abanico de las oportunidades laborales. Allá dónde se organiza una charla, conferencia, se reserva un espacio para que los asistentes y ponentes tengan la ocasión de intercambiar experiencias, opiniones y generar vínculos para futuras colaboraciones. Prepara estas sesiones con anterioridad estudiando el curriculum de los ponentes, pensando una pregunta para el debate.

Prepara una pequeña presentación (un pitch) en el que digas brevemente quién eres y cuál es tu proyecto. Es interesante tanto que participes como que estés pendiente de lo que aportan los demás. Se trata de un intercambio profesional no solo de vender tu idea. Lleva una tarjeta donde aparezcan tus redes sociales y, tras la sesión, elabora un documento con los datos de las personas que has conocido. Síguelas en sus redes sociales después de hacer un breve recordatorio de vuestra conversación y alimenta ese vínculo cada tanto (por supuesto siendo respetuoso con los tiempos de cada uno).

Multiplica tu actividad en redes sociales

Las oportunidades se multiplican gracias a un aumento de la visibilidad de nuestra faceta profesional. Incrementar la presencia en las redes generando contenidos relacionados con tu especialidad es una buena forma de dar a conocer tu trabajo. Acompañarás tu hoja de servicios, introduciendo de paso la idea, de que eres una persona motivada y voluntariosa que es capaz de mantener una rutina compartiendo y generando contenidos donde tu opinión en es relevante como experta. Sigue conversaciones en Twitter, y mantente puntualmente informado sobre tu sector para poder crear conversación que te genere reputación.

Si tienes información suficiente, mucha experiencia en tu sector o en un área en concreto puedes buscar algún nicho desde el que no se esté aportando demasiado para crearte un perfil muy especializado o abordarlo desde un punto de vista diferente. Una de las cosas buenas de digitalizar los contenidos es que la probabilidad de llegar a tu público de interés es muy alta. Etiqueta bien las publicaciones, elige la plataforma donde más se interactúe en tu sector y lánzate a ser prescriptor de tu tema.

Mejorar el CV

Dedica un tiempo a actualizar tu CV con la formación y nuevas experiencias adquiridas en el año anterior. Incluye el máximo de palabras clave relacionadas en tu sector y resalta las competencias, conocimientos, herramientas, más buscadas en tu actividad que puedas defender en una entrevista.

Actualiza tu perfil en el portal de empleo, revisa también los perfiles de LinkedIn y Facebook. Haz un testeo a tu actividad en redes sociales poniéndote en el papel de  un reclutador y revísalo por si pudiera haber algo que jugara en contra de tu candidatura.

Explorar el empleo internacional

Quizás es un buen momento para enriquecer tu vida laboral con una experiencia internacional. Si ya cuentas con un buen nivel de inglés u otro idioma empieza a preparar tu aventura. Consulta nuestras ofertas de empleo internacional y comprueba si cumples con los requisitos y qué puedes aportar al puesto.

También puedes optar por una candidatura espontánea aplicando en la web de las empresas en las que te gustaría trabajar. Te recomendamos que consultes nuestras guías de empleo internacional donde te ofrecemos consejos para dar los primeros pasos.

 

propositos-2019