De unos años a esta parte, la labor del emprendimiento ha despuntado notablemente con respecto a épocas pasadas. Se ha convertido en una de las vías que han decidido seguir muchos trabajadores que se quedaron sin empleo con el inicio de la crisis. Por otro lado, las instituciones públicas llevan tiempo promocionado la figura del emprendedor desde incluso los propios planes de estudios. Pero ¿cuáles son las principales dificultades por las que atraviesa este colectivo?

Hace dos semanas, la ministra de empleo afirmaba que ya son más de un millón los asalariados contratados por autónomos. Según las cifras que proporciona el ministerio que encabeza, el empleo autónomo proporciona trabajo a 4,2 millones de personas. Es preciso revisar sus reivindicaciones para dar estabilidad a este tejido laboral que todavía es demasiado frágil.

¿Cuáles son las principales dificultades a la hora de emprender?

La empresa de coworking Spaces ha elaborado un estudio en el que se miden las impresiones de los españoles sobre las dificultades de los autónomos. Es importante conocer la opinión pública con respecto a este tema porque cualquier asalariado o desempleado puede terminar convirtiéndose en autónomo o ser contratado por negocios emprendedores. Estos son algunos datos reveladores que han extraído:

  • El 37,8% de los españoles opina que la principal dificultad del autónomo es hacer frente a los impuestos.
  • El 19% piensa que la mayor preocupación de los trabajadores por cuenta propia son las pocas ayudas que reciben por parte de la Administración pública.
  • Para el 15,2% de los españoles, este colectivo estaría principalmente pendiente de conseguir financiación.

Según los propios autónomos (datos del Informe Infoempleo-Adecco), la primera preocupación coincidiría con la opinión pública sobre la situación de los autónomos. Las elevadas cargas sociales y administrativas, y la alta fiscalidad constituirían dos de los principales problemas a los que debe hacer frente un autónomo. Sin embargo, la dificultad para encontrar financiación y la falta de cobertura social ocuparían el quinto y noveno lugar, respectivamente. Por delante estarían otros obstáculos, como encontrar clientes o soportar la competencia desleal.

Problemas emprendedores

Ayudas para apoyar a los autónomos

La semana pasada el hastag #AutónomosConAutónomos que ha lanzado la organización Unión de Trabajadores Autónomos (UATAE) consiguió ser tendencia. La campaña consiste en reivindicar una serie de cuestiones que piensan que no ha tenido en cuenta la recientemente aprobada Ley de Medidas Urgentes:

  • Cotizar según los ingresos reales que se perciban.
  • Mayor protección social de ante el desempleo y las jubilaciones.
  • Desenmascarar la situación de falso autónomo a través del reconocimiento de derecho a vacaciones y a paro de los TRADE (autónomos que sus ingresos principales los reciben de una sola empresa).

Su petición es que se revisen estas reclamaciones a la hora de llevar a cabo la reforma del RETA (Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos) pendiente.

La campaña en redes sociales coincide con la publicación de una nueva medida. Los autónomos que realicen un contrato indefinido a jóvenes que tenían empleados bajo contrato de formación o aprendizaje recibirán una compensación de 250 euros el mes (3.000 euros anuales) durante los tres primeros años.